20 marzo, 2008

Todo vuelve a sonar


Y todo vuelve a sonar
con la rabia precisa

con las manos manchadas
,
aunque no digan nada
de tanta soledad
Y todo vuelve a sonar
como lo hacía antes
cuando estábamos locos,
nos tenían envidia
al vernos pasar…
… todo vuelve a sonar…

Todo vuelve a sonar, Andrés Suárez

(clic aquí para escucharla)

Hay noches, como la de ayer, que sirven para ponerlo todo en perspectiva. No creo que sea un problema de no saber, ni siquiera de no querer, ni de no entender. A veces perdemos la perspectiva porque vamos a toda velocidad subidos en una especie de onda expansiva de una bomba nuclear, la vida va tan rápido y acaba con todo tan deprisa que parece que nuestro propio periodo de semidesintegración fuera como el del Oxígeno-15, un isótopo del gas que respiramos, de sólo 1,22 segundos.

Otros días parece el del Carbono-14 - 5.730 años - pero esa es otra historia.

La perspectiva perdida por velocidad, por escasez de entendimiento, por la propia estulticia o incluso estrechez de miras, – no soy un dechado de virtudes tal como para estar segura de no tener parte de responsabilidad – se impone recobrarla. Y no sirven ya las consideraciones propias, porque el proceso de esta pérdida se produce tan cerca de nuestro epicentro personal, que es como una infección contra la que ya no podemos luchar, necesitamos antibióticos que vengan de fuera y nos sirvan como revulsivo.

O eso o plantearme el asalto al mueble bar.

Lady K vino en forma de penicilina virtual, lo sacudió todo de golpe, puso las cosas en su sitio y me dio la paz sin resolver ningún problema, porque se trataba exactamente de eso. Simplemente devolver la perspectiva. Si había daños, poner tiritas. Y ya estaba.

Puedo volver a acelerarme, porque lo haré, y volver a perder el foco para situarlo erróneamente en cualquier punto de fuga. Pero sé que ella viene, me dice qué hay, me da té con pastas (ella trae las pastas, yo pongo el té) y al final todo termina aclarándose algo.

Llevábamos una semana despertándonos las dos a las cinco de la mañana. Hoy yo me he despertado a esa hora, he visto que ella dormía, le he agradecido bajito el hecho de quedarse a dormir conmigo (en una noche en la que tenía cosas más interesantes que hacer que devolverme la perspectiva, eso seguro), he comprobado que no se había despertado y me he vuelto a la cama tranquila.

Gracias.

Todo suma, como dice el amigo coraje.

Pues claro, como digo yo. La hermaníssima afirma que es la frase que mejor me define.

Probablemente tenga razón…


La clave de todo… o al menos la de su éxito, la explica Luis Ramiro en esta entrevista que le ha hecho mi compañero de taller literario (y sin embargo amigo ji ji) Guillermo Ortiz. Luis hace que ser uno de los cantautores jóvenes con más tirón parezca fácil. Y Guille lo cuenta tan bien, que hasta escribir parece sencillo…


La foto… made in Kika

5 comentarios:

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Ejem... Gracias... (muñequito colorado del Messenger)

Besos!

G.

Lady K dijo...

Guille, yo también leí la entrevista y me encantó. No te quedaste en lo obvio pero a pesar de eso le diste una forma muy ligera.

Kika, cielo, ve deshaciendo los nudos despacio, no hay prisa. Cuando la vida se nos llena de nudos, nos aprieta, nos bloquea, no nos deja avanzar, evolucionar como los Pokemon
Besitos electricos de Pikachu para recargar pilas.

Kika... dijo...

Guille, lo dicho. La entrevista es estupenda, y se agradece que alguien como Luis diga alto y claro que muchas cosas se pueden conseguir con trabajo. Después están, claro, el talento y la suerte... pero sin trabajo, complicado...

Lady K... gracias por ayudarme a deshacer los nudos, a darme un abrazo en mitad de este silencio, que además me está ayudando a progresar, un poco, lentamente evoluciono y salgo de la crisálida. No hay suficientes palabras para agradecértelo, desde aquí lo intento...

... y que todo vuelva a sonar...

besos y magia,
K

Ignacio dijo...

Me encantan tus fotos porque tienen vida...
Muchas gracias, Ignacio

Kika... dijo...

Muchas gracias Ignacio... y además me has dado una idea para una nueva serie, que te dedicaré cumplidamente...

... besos y magia,
K