10 marzo, 2008

Antes/hoy

… muy poco de lo que hago últimamente tiene explicación…

… y eso, que antes no me molestaba, que antes me gustaba, que antes me encantaba, hoy me intranquiliza…

… no me encuentro en cuerpos ajenos, aunque sepa que no me encuentro me sigo buscando, ya no soporto los discos y las canciones, ya apenas canto; y me busco en otros hombres, y me pinto en otros hombros, y no me dibujo más que tenuemente sobre el fondo, y lo que antes me aliviaba hoy me deja sentada en un mundo mudo y desesperadamente plano, increíblemente urgente…

… mal en todo, suspensa en vorágines de alcohol, suspendida en un vórtice de búsquedas que todo se lo traga mientras regurgito un sabor amargo, no hay anestesia, no hay nada con lo que adormecer mi alma, no hay un final de partida que me lleve a ninguna parte…

… y eso que antes no me importaba, eso que antes me motivaba, hoy me inmoviliza, hoy me coarta y me da coartadas para hacer lo que no quiero, para buscarme, paralizada a ratos…

… supongo que me has dejado algo dentro, un cristal cortante que viaja por mi tracto digestivo planteándose dónde hacer daño, dónde causar hemorragias de pensamientos e inspiración, antes lo envolvía en fibra, antes no me importaba llevar dentro la bomba de relojería de mi propia autodestrucción, hoy creo que me gusta sangrar mientras te miro, sangrar hoy por la boca y todo orificio dispuesto a dejarte salir, pero no puedo, no te dejo, no me dejas, no puedo dejarte ir…

… llevo dentro esa semilla que duele, clavada en alguna parte, y no me lo explico, no sé por qué te busco si quiero fin y venganza, vengarme del aire, vengarme de la materia que voy dejando de ser, traicionar los recuerdos tiñéndolos de viento hasta no reconocerme, y antes no me importaba no reflejarme en los espejos, pero lo que ayer eran pedazos de mi yo irreconocible hoy son sólo incertidumbres ajenas…

… y antes estaba orgullosa de llevar dentro tus principios y finales, grávida de luz y porvenir, hoy no tengo nada más que decir, nada que decir porque he perdido el derecho de queja, el derecho de pataleo, el derecho a todo, y soy madre viuda de hijos psicodélicos, penitente de culpas ya desparecidas, tragafuegos sin laringe, sueños sin cara ni boca, códigos escondidos en las películas y las revistas…

… he renunciado a todo: a explicarme y a explicarte, quizá eso, que me tranquiliza de momento, termine enviándome a un abismo…

… y esa paz perdida, esa luz excesiva, esos clavos en el intestino, dejarán de bloquear el sonido ambiente y podré escuchar tu voz…



Once I stood alone so proud
Held myself above the crowd
Now I am low on the ground.

From here I look around to see
What avenues belong to me
I can't tell what I’ve found.
Now what would you have me do
I ask you please?
I wait to hear.

Penitent, Suzanne Vega


La canción… no estaba en goear, pero la acabo de subir… así que si alguien quiere escucharla, aquí la tiene…

7 comentarios:

Ignacio dijo...

Si yo pudiera escribir todo eso.....

Vamos abocados a la Penitencia, pero la primavera nos espera a la vuelta de la esquina. No veo el momento de sacudirme el frío de encima.

Saludos penitentes, Ignacio

Kika... dijo...

Igancio, me encanta leerte. Es verdad. Que la Primavera nos pille con algún pecadillo sin purgar. Por si acaso.

Este texto venía directo desde el alma.

besos y magia,
K

Anónimo dijo...

kika, yo también he renunciado a todo
qué bonito es a veces lo triste, verdad?
besos mil
L

Anónimo dijo...

ah, y ahora la parte divertida para arrancarnos mututamente la sonrisa...
L: inicial de "La pitón paseando en la verbena"
ji, ji
más besos mil

Kika... dijo...

Pitón (ji ji ji)...

A ver. Las renuncias pueden estar bien: como dice el Amigo Coraje, si hay que perder la dignidad o el control, que sea por amor. Ahora, con cuidado. Yo creo que en este caso renuncié a demasiado. Porque es fantástico establecer los términos de las relaciones, pero hay que tener mucho cuidado de que ello no te deje sin derecho a nada. Porque entonces no te queda ni la queja. Y es muy indigno ser la víctima sin poder ni siquiera decir que se es la víctima. Incluso podría darse la paradoja de que se inviertan los papeles. Y entonces sí que se queda una sin nada.

Pero vamos, que esto es una reflexión para consumo interno... que se aplica a mi caso...

besos y magia,
K

Lara dijo...

La herida no te abarca toda la piel, aunque te parezca que se extiende como un manto. Pero herida también brillas. Un beso fuerte.

Kika... dijo...

Lara, gracias. Emocionada, con lágrimas en los ojos que casi no me dejan distinguir cada una de las realidades paralelas.

Sé que brillo, pero necesitaba que alguien me lo dijera.

Ya sabes, el sufrimiento de los que siempre estamos alegres (siempre menos cuando sufrimos)...

Besos y magia,
K