23 febrero, 2008

No hay mucho que hacer (y aunque lo hubiera)

Hay días en los que no apetece hacer nada.

Cero.

Aunque alrededor todo sea tan exagerado como un videoclip de Miranda!




(este me gusta, es como la vida, como un culebrón... aunque no me identifico con la temática de traición... nobody's perfect... y además no estoy escuchando música así, sino el Básico de Antonio Vega)

Cosas raras de los sábados por la tarde.

2 comentarios:

NáN dijo...

"No hay nada que hacer" es un grito optimista.
Lo que odio de mí es la versión "no hay nada que hacer". En esos momentos no escucho música (soy un cero patatero), sino que leo algo, si me gusta... ¡"está todo por hacer"!

Lo malo es cuando no (me gusta).

jaimegti16v dijo...

jo, miranda. Hacía siglos que no los escichaba/pensaba en ellos, muy guays.