15 enero, 2008

Proyectos, proyectos


[...]
Tu destino está en los demás,
tu futuro es tu propia vida,
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas,
que les ayude tu alegría,
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.
[...]
Palabras para Julia, J. A. Goytisolo



Mi espíritu nunca pierde la esperanza (a las pruebas me remito). Por eso mi vida es una lista interminable de proyectos, de lo que haré hoy o mañana. No suelo planificar a largo plazo. De hecho, el único plan que se extiende más allá de una semana es aprobar la oposición.

Vivo al día, y llena de proyectos.

Otra contradicción que echarme a la espalda.

Me meto en todas las trincheras, en todos los marrones y en todas las cosas que me producen ilusión. A veces, percibo la ilusión de los demás y me contagio. Otras, tiro del carro. Tengo una cierta querencia por lo complicado, por sacar algo adelante. Ilusión o esperanza, me da igual, porque en el fondo son lo mismo.

Mis frikiproyectos son raros. Claro que yo no puedo hacer nada normal. Por lo general, la concurrencia los recibe con un ¿Kika, en qué te has metido esta vez? Siempre recuerdo la reacción de PG, que llamaba las cositas a mis proyectos, sonreía y me abrazaba. Las cositas de Kika. Tiene nombre de tienda y todo.

He pensado que quizá sería buena idea hacer una lista de mis proyectos inmediatos.
… escribir una canción a pachas (90%-10% es el reparto estándar en esto de la música)…
… terminar los Amores lácteos
… perfeccionar el camino personal de CharonEstone, mi personalidad más parecida a Mata Hari…
… ser más feliz (este proyecto lo coloco aquí en el centro para cumplirlo como quien no quiere la cosa)…
… conseguir que la hermaníssima grabe un CD enterito (en su defecto, que grabe una canción, o un vídeoclip, o un gritisjí del YouTube)…
… mantener en mi vida a las personas que me inspiran (lo que se relaciona claramente con el proyecto siguiente)…
… y terminar, algún día, la colección de poemas* que empecé el día 25 de diciembre…

Aunque esta lista nunca será más que un proyecto de lista de proyectos,
porque yo no acabo,
porque no me acabo.




*… acoto y explico… Hasta el 25 de diciembre, la colección de poemas que estaba escribiendo se llamaba Aún sigo viva. El título indicaba el tonillo general del poemario, luchador pero un poco triste. El día 23, exactamente el 23, llegó alguien a mi vida que me removió por dentro, y entonces decidí darle carpetazo a esa colección y empezar en otro tono. El título lo dice todo: Mañana empieza en ti. Es ambiguo a propósito, porque podría ser en ti, en mí o a saber dónde. Pero son bonitos, los poemas. Y el título también…

El vídeo… estaba hoy en el blog de Víctor Alfaro
… y la verdad es que mejor traído no puede estar…

6 comentarios:

Kika... dijo...

L, la esperanza, si está (porque hay personas desesperanzadas que no la experimentan nunca) cambia de forma, muta en lo referente a sus objetivos... pero no desaparece.

Me paso el día recobrando la fe. Eso quiere decir que la pierdo, pero bueno, me encanta recobrarla sin parar. Y eso es lo que veo que te ha pasado a ti.

Muchos besos y gracias por tu paralelismos (se agradecen mucho).
K

(Ya sabes que me tienes a tiro de email... realidadesparalelas arroba gmail.com)

AROA dijo...

'pero tú siempre acuérdate...'

Un Abrazo Kika
Hace rato que no te veo

Irene dijo...

Frikiproyectos, esperanzas, espíritu, vivo, cositas, listas, personalidad, canción...

No te acabes ni dejes de proyectar...

Que gusto leerte así!!

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

T., o mejor dicho, la madre de T., tenía colgado ese poema en la puerta de la nevera, en un trozo de papel ya casi amarillo.

Y luego la canción de Veneno, claro. La mejor adaptación, porque la otra -¿Paco Ibáñez?- era demasiado, en fin, no puedo evitar decirlo... cantautoril.

Yo también vi el otro día "No disparen al pianista", pero ya te digo que la canción/el poema me trae recuerdos ambiguos. Como todo lo que tiene que ver con T.

Besitos,

Guille

Ignacio dijo...

Tres semanas después me entero de lo de la mujer pantera.
¡Tengo que espabilarme un poquito!
Lo de los planes me da mucha pereza. Espero que los cumplas todos. Yo me estoy estrujando la cabeza actualmente en averiguar en que he cambiado durante el 2007, tal y como nos comentó Elvira Lindo hace unos días.... ¡y es muy difícil!
Saludos no planificados, Ignacio

Kika... dijo...

Aroa... parafraseando el poema... yo siempre me acuerdo de ti. Nos vemos pronto...

Irene... es verdad que no dejo de proyectar, otra cosa es que todos los proyectos lleguen a buen puerto... aunque pensándolo bien, ni siquiera es necesario. Ahora, de todas maneras, estoy en un momento de tormenta ciclotímica que veremos a dónde me lleva...

Guille... entiendo esa ambivalencia hacia el poema-canción. Creo que en la vida a veces nos quedan reflejos condicionados al pasado, mecanismos de defensa, cicatrices o simplemente recuerdos. Yo adoro la versión cantada de Kiko Veneno (es que soy muy fan), aunque esté en su peor disco. A ver si con el tiempo tu recuerdo ambivalente se va entremezclando con el mío y al final queda algo un poco menos... ¿amarillento?

Ignacio... bueno, es que lo de la mujer pantera requería su explicación... :) De todos modos, no me dan pereza los proyectos: a pesar de tenerlos, vivo al día. Ya ves. Pero es que soy contradictoria, qué le vamos a hacer.

Besos y mucha magia,
K