10 diciembre, 2007

Somersault

life is a b-movie
it's stupid and it's strange
it's a directionless story
and the dialogue is lame
but in the he said she said
sometimes there's some poetry
if you turn your back long enough
and let it happen naturally
oh yeah
hell yeah


la vida es una película de serie B
estúpida y extraña
es una historia que divaga
y los díálogos son insulsos
pero en eso de “él dice”, “ella dice”
a veces hay algo de poesía
si le das la espalda el tiempo suficiente
y dejas que ocurra de forma natural
sí,
qué coño, sí

'cause I like you
but I know you don't know it
I like you so much
I talk to everyone but you
and I wonder
what you would think of this little number
yeah I wonder
what you would say if you knew


porque me gustas
pero sé que no lo sabes
me gustas tanto
que hablo a todos menos a ti
y me pregunto
que pensarías de este numerito
sí, me lo pregunto
qué dirías si lo supieras
Hell Yeah, Ani DiFranco



Esta mañana la gravedad se empeñaba en mantenerme con los pies anclados al suelo. Yo no hacía ademán de dar una patada que rompiera las cuerdas invisibles. Casi prefería seguir atada con esos hilos de nylon, porque así era mejor. No me comprometo, no respiro, paso el día.

Déjame en paz que me quedo en la cama. No quiero ver gente, no tengo ganas de dar la enésima explicación. Así que me he puesto a fregar el cuarto de baño como en una especie de terapia cutre contra la ansiedad y el cabreo. No ha servido, claro.

A la calle. Directamente. Me he puesto un sobre, un sello y me he autoexpedido al mundo que vibraba bajo la apariencia de no ser lunes, ni hacer frío. Sí, claro. Hoy es un día de rimas en gerundio (lo que más odio) y no uno de puntos suspensivos (inexplicablemente, los adoro).

Qué va. Porque en diez minutos todo cambia. Hay que poner algo de parte de una, es verdad. Pero con muy poco es suficiente: Lady K, una tienda de frikis con dependientes frikis que han despertado mi lado más amante de los frikis, mi amiga de la tienda de abalorios pidiéndome que la pregunta no fuera demasiado difícil, que después de todo era lunes. El panadero nos ha hablado como si nos conociera de toda la vida. Me ha dado ideas para cenas navideñas en un momento en el que me habría gustado estar en alguna parte donde esa época del año no existiese. Todo raro y a la vez tan real.

Un salto mortal te permite ver el mundo al revés. Sólo por un momento, pero te lo permite. Salir al mundo esta mañana era un salto mortal. Pero lo he dado. No espero medallas ni reconocimientos. De hecho, lo advierto. Puede que estos días esté un poco borde, caústica o directamente insoportable. Puede que tenga ganas de llorar.

Aunque creo que no va a llover tanto, sinceramente.

No pienso con claridad y ahora mismo estoy llena de miedo y de pena. O de pena y de miedo, porque mucho me temo que en este caso el orden de los factores altera radicalmente el producto.

Empiezan a disiparse. El miedo y la pena. Los miedos y las penas, creo que están en plural. Lo mejor es que los disipo yo – con ayuda – yo los echo de aquí. Tengo ganas de respirar, de gritar, de opinar (se me estaban quitando). Tengo ganas de ir al taller. Y estoy pariendo un texto que es complicado, pero me gusta. Me gusta igual que saltar de un trapecio a otro.

Un salto mortal, peligra la vida de la artista.

Con la acrobacia, cierro la crisis.

Lo peor de todo es que a veces hago que parezca fácil.

(Lo peor no, que eso es lo mejor).


Nueva cabecera… una mesa de la Tetería de la Abuela, maravilloso bar que hay en Malasaña… pero lo advierto también, la cabecera va a entrar en un estado mutante. Por si no mutaba ya lo suficiente.

8 comentarios:

Ignacio dijo...

Soy el primero en romper el hielo. Creo que mientras el trapecio esté en movimiento no hay que temer por la vida del artista. Eso sí, salta siempre al que te guíe la intuición, nunca al que te empujen los demás o las circunstancias.
No sé que es lo del taller, pero suena bien. Yo las crisis las cierro siempre con actividades físicas, nunca con la cabeza ya que acabaría fatal.

Muchas gracias por el Blog, nos ayuda... Saludos, Ignacio

NáN dijo...

Si se quiere ser borde, hay que bordarlo.

(Y no me pongas nervioso con lo del taller que estoy más blanco que los calcetines del Papa).

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

¡Hala!

Kika... dijo...

Ignacio: Gracias a ti por leerlo. Me paso la vida dando saltos mortales, como dice hidden_angel, no se me puede dejar sola... :D

Nán: ¿En blanco? ¿Tú? Imposible. Además, a Ratzinger (o el PapaRazzi) no le veo yo con calcetines blancos. Le pega más un rollo Ágata Ruiz de la Prada (ji ji ji). Gracias por los puntos suspensivos!

Besos y magia,
K

hidden_angel dijo...

Primero de todo, me gusta mucho el nuevo diseño. Creo que has cambiado hasta el tipo de letra y me gusta mucho la que has puesto.

Y, segundo, ya sabes que la autocompasión/depresión/bajón que te mueres se permite hasta cierto punto. Sé que te estás llevando un montón de hostias seguidas, pero si hay alguien que debería ir con la cabeza bien alta por la vida eres tú.

no te olvides que las fuerzas y la seguridad que te faltan, las tenemos nosotros por ti, ¿vale?
Besinos

Irene dijo...

De corazón te doy la enhorabuena por haber salido a la calle... Sé que es lo mejor que se puede hacer en estas situaciones, y también sé que es de lo más dificil... de verdad.
Y aunque no quieras medallas ni reconocimientos por esto, te condecoro con la medalla a la valentía y a la fuerza de voluntad!!

Un besito.

Marian dijo...

Y yo te mando un besote con sonrisa :)

Lara dijo...

Altamente acentuadas las ganas de verte.

(en cuanto he visto el post, el comienzo, he dicho: Ani, fijo que es Ani.)

Kika... dijo...

hidden_angel: Gracias, cielo. Ya te daré instrucciones sobre a quién ponerle el Ferrero Rocher con Polonio-210. Ya sabes, como diría Angela Channing "que parezca un accidente"...

irene: muchas gracias por la medalla. Creo que haré dos medallas de fieltro y te regalaré una para que vayamos condecoradas por la calle!!!!

marian: Gracias por el beso... tienes un blog muy lindo (he pasado por ahí, pero no comenté)...

lara: ¿Yo citando a la DiFranco? ¡Imposible! Jajajajajjaaaaaa... Verás el abrazo que te voy a dar (ahora no sé si me arrepiento de hacerle publicidad a mi pobre texto, que luego quizá no esté a la altura... es que me crecéis, en serio)...

Besos y magia,
K