27 diciembre, 2007

Ni lánguida, ni remilgada

Qué grande el concierto de Lucía Caramés el miércoles. Qué grande es Lucía, qué narices. Ahora se lanza a grabar un disco, un suicidio económico, dice ella, aunque sabe que hay una buena panda de suicidas dispuestos a acompañarla en el proyecto.

Tengo vocación, supongo. De suicida.

¿Qué es lo que hace Lucía? Pues emitir sentimientos en abierto, sin codificar. Hasta admite que a veces canta por despecho. Porque puede. Y porque quiere. Canta por amor, baila sola en los bares con la boca en la mano. Es real, y además (lo que es más importante, en mi opinión), verosímil. Lucía compone y cuenta verdades. Pero además, una se las cree.

Decía Moncho Otero que la Caramés tiene mala leche. Justo. Mejor definido, imposible. Nada de languideces ni remilgos. Y nada de identificar la manera de pensar de las mujeres con esas languideces y esos remilgos. Si no es amor, sino quince minutos de colchón, pues eso es lo que es. Simplemente.

No sólo compone, encima canta, y muy bien, aunque estuviera un poco malita el miércoles.

Parece haber vivido un millón de vidas. O mil millones.



El post-concierto… inolvidable, con Lady K, Moncho Otero y yo exponiendo por qué terminamos por beber lo indecible en las fiestas navideñas (por no discutir, básicamente), por qué al final no se tiene nada en común con la gente que se conoce en lugares donde se está por obligación… y más tarde, en el Libertad 8, debatimos sobre el tema propuesto por Miguel Dantart… a quién preferiríamos parecernos: ¿a Van Gogh o a Picasso? Y claro… tras una conversación tan sesuda, tratamos de atraer a MoMe hacia el PNPLP. No sé si al final nos va a montar un partido de oposición…

2 comentarios:

MoMe dijo...

Jamás haría oposición a ninguna de vuestras lúcidas ideas, solo me decanto por ser la voz crítica, la pesada de turno, quiero decir, la que siempre tiene algo que puntualizar!!
Besitos y felices fiestas!!!

Kika... dijo...

Que no, mujer, que el PNPLP es plural y refleja todos los sentires de nuestros afiliados...

Besitos!
K