07 diciembre, 2007

Kika, yo también quiero un blog

Mi capacidad de asombro no tiene fin. Ni principio.

Moratinos se ha hecho un blog.

Nótese el uso de la expresión se ha hecho, en lugar de las más ortodoxas ha comenzado o está escribiendo o nos deleita con. Porque a mí me da que se lo ha hecho por no quedar por detrás de Jordi Sevilla, al que nadie podrá quitar el honor (¿?) de haber sido el primer ministro con bitácora en internet. Aunque puede que lo que quiera, en el fondo, es contrarrestar a Jorge Moragas y Gustavo de Arístegui, que le dan bastante cera desde sus respectivas webs.
Uffff. A mí me pone mucho Moragas. Cómo me pone es lo que no voy a especificar. Su blog se llama La mochila de Moragas, porque él siempre lleva mochila. No sabe ni escribir, la verdad. Y es diplomático, como no deja de recordar a todo el que quiera escucharle, aunque se olvida de decir que jamás ha ejercido. No, si ya lo dijo Labordeta: Hay un diputado del PP que es diplómatico, no sé cómo se llama. Va al Congreso con mochila. Hay que ser gilipollas…

He entrado en el blog de Moratinos, para que no se diga que hablo sin saber. Sale él en un vídeo que ha grabado en el patio del Ministerio, rollo cercano al pueblo y todo eso. Pero no dice nada, claro, o al menos no dice nada interesante. Aunque para ser buen diplomático (Moratinos aprobó la oposición en su día) hay que saber hablar sin decir nada.

Se pueden dejar comentarios. Mira tú qué bien. Me imagino a más de uno con unas ganas impresionantes de ponerse a descalificar en plan troll, pero que no lo hará por miedo de que le rastreen la IP, sepan quién es y tachen su nombre de por vida de las listas de aprobados, posibles embajadores… vamos, de todas las listas que hay en Asuntos Exteriores, que son muchas. Ya me gustaría a mí ver a Moratinos haciendo frente al trollismo incontrolado.

Al final de todo, he terminado por pensar que el Ministro no tiene celos de Jordi Sevilla. Ni de Moragas. Ni de Arístegui. Qué va. Seguro que un día entró en estas Realidades Paralelas y ha pensado que no podía quedarse sin cuaderno de Pitágoras (perdón, cuaderno de bitácora) en esta red de redes. Claro, si la envidia fuera tiña… y mira que podía haberme tenido de redactora jefe…

Jajajaja…

En fin… la que no se ríe es porque no quiere.

Nota al pie… paso de poner enlaces: ni al de Moratinos, ni al de Moragas. Hay muchas cosas mejores que leer en el sidebar…

Y mañana… más música, más cositas cotidianas, más dimensiones kikelianas, más de todo…

4 comentarios:

sikandar dijo...

Espero que te vaya bien. Un abrazote

vega dijo...

no soporrrrto a Moragas (lo de la mochila y el peinado no me molestaría tanto si no dijese las cosas que dice... en fin). Se podría hacer un blog comunitario Moratinos, a medias con Solbes, verás que "animao" les iba a quedar...

En fin, me alegra leer que tu perseverancia está intacta!!

(más besos)

Anónimo dijo...

K

Que pena!! Ya es mala suerte, ahora solo queda volver a empezar de nuevo y demostrarles lo mucho que vale nuestra diplomatica favorita.

Hay que conseguir que no haya "quinto"malo.

Un besazo enorme

L

NáN dijo...

Anticipo placer lujurioso. No me lo puedo permitir; el corazón fatigado, ya sabes.

Nada: ¡decidido! No los visitaré.