21 diciembre, 2007

El secuestro de las mandarinas

Me gusta mucho la música que hace mensO. En serio.

De hecho, ahora mismo estoy inmersa en una campaña que incluye:

- escucha forzosa de sus canciones cuando alguien viene en mi coche - Resultados: óptimos. De momento nadie me ha dicho que no le gusta... y excuso decir que no ha sido necesario amenazar a nadie sutilmente (como no te guste, te bajas del coche ahora mismo en mitad de este erial, gran frase de la humanidad, siempre dicha con una sonrisa).

- colonización del sidebar - Hay una seccioncilla que se llama "suena en mi cabeza". Y como el mensO suena en mi cabeza... ahí han terminado algunas de sus canciones. Y alguien las ha escuchado y le han gustado también, especialmente Camión de mandarinas (cuestión importante como se verá a continuación).

- enlace a su blog - Tiene un blog que es de lo que más me gusta últimamente. En el fondo lo leo por envidia, a ver qué puedo copiar, porque se distingue por un uso inteligentísimo del lenguaje. Ahora entiendo por qué le hizo tanta gracia una frase mía que era algo así como mañana tendré que ir de empalmada a clase de francés. Claro que a mí esas cosas normalmente no me salen. Excepto cuando tengo el cerebro en modo de ahorro de energía, con un hemisferio desconectado... en esos casos sí que tengo chispa (ji ji ji).

Yo era feliz en medio de mi campaña de prescripción mensística. Superfeliz cuando subí a sus amigos destacados en el MySpace. Porque además, los amigos destacados del mensO son amigas destacadas. La hermaníssima y yo lo llamábamos el top churris. Hasta que un día... vimos que... ¡nos habían reemplazado! ¡Habían puesto otras churris! Aquello era intolerable. Y pasamos a la acción.

Como ya he mencionado, mensO tiene un gritisjí que se llama Camión de mandarinas. Pues la hermaníssima y yo, ni cortas ni perezosas, secuestramos a las mandarinas en venganza por lo del top churris. Las guardamos en una caja de zapatos y enviamos una nota de rescate.


(lo de Las Virtudes nos lo puso él, que conste)

Como somos unas secuestradoras solventes, le enviamos una prueba de vida:


y nos dispusimos a pasar un secuestro más largo que el de Ingrid Betancourt por las FARC. Porque no nos devolvía al top amigas, el muy malvado, so pretexto de que había que rotar a las churris y no sé qué más.

Así las cosas, la hermaníssima decidió que podíamos hacer algo peor. Una de las mandarinas, la de la foto, sería comida. Comunicamos que la mandarina había muerto... y que nos quedábamos las demás por si acaso...

Ayer, como muestra de buena voluntad antes del concierto que mensO dio en La Boite, liberamos a las mandarinas. Han vuelto al camión donde viven felices cantando:

y tú nunca te enterarás
pero suelo sonreír
cuando pienso en ti...

Dejo aquí testimonio gráfico del concierto, en el que traté de captar la decoración del local (por eso sale mensO con la bola de espejos, perdonad la calidad, pero es que es difícil fotografiar mientras se baila) y reitero la recomendación. Si os gustan las buenas letras (con un toquecillo de cotidianeidad) y una música algo folky-rockerilla, escuchadlo y ya me contaréis. Sólo él puede hablar de sonrisas guardadas en tuppers, casetas de peaje, filetes congelados, confesar que a veces uno se queda en casa instalando el Windows... y que le quede bien. Además, y eso que ayer era jueves, estuvo acompañado por la banda del viernes: Félix Vallugera (guitarra eléctrica), Jacinto Martínez (acordeón), Toni Jurado (batería) y Alejandro Climent "boli" (bajo). Sin desmerecer a los demás, me encantó Jacinto con el acordeón, ese instrumento diabólico que me parece dificilísimo de tocar.

Bailamos mucho (la hermaníssima subiendo el nivel de la pista) y cantamos. Sobre todo eso de...

al-guien me miró
entonces yo
le di al play a la imaginación
pasando las escenas de BLA BLA
y justo cuando todo iba a cuajar
la tipa se fue con su amiga
Seguirás conmigo, mensO

En esta canción tuvimos un momentazo mensO-guitar hero, con la explorer del guitarrista de Camila Parka, un grupo punk que actuaba después en el mismo sitio. Espectáculo más completo, imposible.

Si lo sé, secuestramos antes a las mandarinas. :)

4 comentarios:

acróbatas dijo...

Ummmmmmmmmm, pues tomo nota!!!! La foto de la mandarina es es es... "alucinante" (que es una palabra que utilizo mucho últimamente cuando hablo con mi sobrina, jeje).

besito.

Kika... dijo...

Ufff... la hermaníssima pintó la mandarina, le colocó el cuchillo y le sacó la foto... es una secuestradora solvente, como ves (ji ji ji). Pero las demás mandarinas ahora viven felices y han vuelto al camión del mensO para ser trasladadas por la geografía española...

Muchos besos!!!
K

Ignacio dijo...

¡Qué rabia me dio no haber ido! Las cadenas que la vida te va atando te juegan malas pasadas (son fechas malas).
Me ha encantado el Post. Os lo curráis mucho, aparte de la cantidad de ideas que os fluyen. Por eso sois un "grupete curioso".
Espero no perderme el próximo concierto.
Gracias por la MensO-crónica, Ignacio

Kika... dijo...

Pues nos vemos en el próximo!!!! Seguro!!!! Para afianzar el grupete curioso, cantar, bailar un poco y comer mandarinas!!!!

O conducir camiones!

La verdad es que cuando se unen dos mentes como la mía (medio desconectada) y la de la hermaníssima puede ocurrir cualquier cosa. Y el mensO captó el tema con mucho sentido del humor, así que todo llegó a buen puerto...

Muchos besos, magia (y gracias a ti por leer la crónica)!
K