26 noviembre, 2007

(y esto lo digo yo, que finjo fatal)



Puede que algunos días sobreactúe.
Hoy, por ejemplo.

Que sea más yo,
cada segundo más yo,
un poco más yo,
para terminar
pareciéndome en nada a mí,
autocaricaturizada.
Puede que a veces me esconda,
que me obligue
a parecer
más que a aparecer.
La frívola, la fría,
la reina del melodrama casero,
la mirada de Bette Davis,
la sacudida de melena
y por fin,
zapatos de tacón.
Puede que esté sobreactuando
ahora mismo.
Puede que te esté mintiendo
y no lo sepas
porque he logrado
nublarte el juicio.
Déjame sobreactuar, por favor,
lo necesito.

No puedo ser yo todos los días.
Me duele.


Las fotos… de Niebla en el pasado (Random Harvest), la película favorita de mi abuelo y un magistral melodrama.

3 comentarios:

vega dijo...

no sé quién era ese o esa que decía que la verdad es el mejor camuflaje porque nadie la cree.
a veces pienso que la mejor forma de sobreactuar, la más exagerada, es ser uno mismo, porque al final como dice House "todos mienten" o lo que es lo mismo todos actuamos o como dice Benedetti "no sé ser otro que ese otro que soy para los otros".
Resumiendo, como habrás observado no tengo palabras, por eso uso las de los demás...

Besos, ánimo, suerte, paciencia, calma y etcétera (etcétera es lo que más falta hace en estos casos)

nán dijo...

Creo que fue Platón el que escribió que amar es dar lo que no eres a quien no es.

Pues eso.

El poema, de los que me gustan. A brazo partido.

Y abrazo entero para ti.

Henar dijo...

No sé cuándo tienes el examen, pero supongo que estará al caer... Muy buena suerte y a por todas.

Besos,

Henar