14 noviembre, 2007

Arando en el mar

Even though I've fed my hunger
Even though I've named my fear
I'll never understand it
How the journey led me here
But I have made a promise
That I intend to keep
My love, wherever you go
I take you with me
I Take You With Me, Melissa Etheridge

Ya hablé de ella en otra parte.

Y hoy la echo de menos. Mucho.

Sé que si estuviera aquí, no estaría como estoy. Tendría ganas de estudiar, de salir a la calle, de vivir, de jugármelo todo por todo.

De ser valiente.

Hoy estudio a Metternich, Bismarck, Cánovas… y sólo recuerdo las frases que me dio de Bolívar. Sólo sé que no soy como ella, acierto a pensar que quizá tiene una influencia mayor en mi vida de la que jamás pensé. Pero me siento inferior, peor que ella, probablemente porque sé que lo soy. Es una verdad objetiva de esas que no admiten discusión. Por eso me gustaría que estuviera aquí: llamando a las cosas por su nombre…
… a las chorradas, chorradas…
… a mis artes, tonterías…
… a mis penas, penas…

… y que me diera un abrazo de los suyos, frío pero como sorprendido ante mis alas. Como si el equilibrio de la hoja de agua de sus emociones quedara mínimamente alterado por la piedra de mis sentimientos. Unas olas que apenas duran un minuto, que sacuden algo. Un poco.

Prefiero pensar que alguna vez se acuerda de mí y de mis cosas. De que nunca me ofendió, de que admiro su fortaleza. No pasa un día – al menos ahora – sin que me acuerde de ella. Y sin que me dé motivos para muchas cosas.

No tengo tiempo.

No tengo tiempo que perder.


Ya tenemos en el sidebar… la programación de las Noches de Desakordes para diciembre… en cuanto vayan llegando las fechas, irá apareciendo… muchas gracias Henar por la primicia…

2 comentarios:

Lara dijo...

Ánimo, ánimo, ánimo, ánimoooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!

Kika... dijo...

Gracias, Lara. Y más gracias aún por llevar el detector de crisis encendido.

Besos
K