02 noviembre, 2007

Antes, durante… y después

Antes
Duda hasta el último momento. Duda, duda, duda. Pero al final me decidí (me decidieron un poco, para qué engañarnos). Con Lady K y el webmaster kikeliano todo es taaaaaan fácil… Vamos para allá, llegamos a la hora (bendito tráfico de puente) y la mesa que era para dos al final era para cuatro. Menos mal. Esto de ir de acoplada siempre me causa un cierto estrés…

En la mesa, temas variados y expectación. Teníamos muchas ganas de ver a Suárez en directo, con banda y presentando su disco Maneras de romper una ola. El disco me gusta. Fui de las primeras personas en escucharlo gracias a Raúl: recién salido del molde, con olor a tinta y salitre. Algo conté sobre el disco aquí. Claro que eso se mezcló con una conversación sobre cierto gato, algo sobre tres veces y no sé qué de Internet. Un lío, vamos.

La sala, bastante llena. Propios y extraños. A un lado teníamos gente recién llegada de Galicia, al otro a unas chicas que parecían conocer bien los temas del disco. La cosa prometía.

Durante
Con puntualidad casi perfecta, comenzó el concierto con uno de los grandes temas de Maneras de romper una ola, Baleo. En mi opinión, es una de las canciones más interesantes del CD. Y después de haberla escuchado ayer con banda, me reafirmo. Junto con No te quiero tanto y Visa para un beso constituye el núcleo duro de un disco a ratos intimista, a ratos rockero… pero siempre marítimo, marino, con el mar de fondo o en primer término.

La voz de Andrés Suárez hace de él un intérprete más que interesante. Creo realmente que se encuentra entre los cantautores que mejor cantan, aunque esto pueda parecer una redundancia, ya se sabe que no siempre la calidad vocal va en paralelo con el talento artístico. En este caso, caminan de la mano.

El trabajo de la banda demostró que ellos también forman parte del sonido de Maneras de romper una ola. Gastón (guitarra eléctrica) y Fran Rey (piano, teclados) dieron forma a las melodías, aunque yo destacaría a la sección de ritmos, con Víctor Gacio (bajo) y especialmente Marcos Sánchez (batería).

Además, pudimos escuchar algunas canciones que no están en el disco, como Mi color de piel o Diana, así como la colaboración de Tontxu, productor del disco, que salió a cantar Números cardinales. Andrés y Tontxu interpretaron también Seda y hierro, de Antonio Vega, y me permitieron quitarme una espinita (este tema fue el que hizo Tontxu en el Aniversario de la web de Antonio Vega, y recuerdo que no la cantó, sino que hizo que el público la cantara… para que luego digan que no tengo buena memoria).

Ausencia destacable la de Paco Cifuentes, que canta en el disco la bellísima Aún te recuerdo, y que no pudo llegar anoche desde Tarifa, donde reside en la actualidad.

Andrés cantó descalzo, con buen humor, precisión, loops… y mostró todas las maneras posibles de romper una ola. Olas agridulces, como la de Quiero ver. Esperanzadas, como la que nos trajo Marinero. Y una ola grande de telón y punto y aparte: A oscuras.

Después
Lady K comprando el disco, comentarios de todo tipo… y la nota frívola (es gracioso, pero Lady K ha escrito lo mismo)… qué bonitos los pies de Suárez. No todo iba a ser música y seriedad, ¿no? Aunque hubo alguien que nos dijo que por estas cosas precisamente, a las tías no hay quien nos entienda.

Probablemente.

Lo único fue que me he quedé sin que me firmara el disco, es lo que tiene ponerte a hablar como una descosida de catorce cosas inconexas distintas. Bueno, no hay mal que por bien no venga. Así tenemos que volver. Volver a un concierto de Suárez, en el que va a pasar de ser el eterno artista invitado (lo vimos con Paco Cifuentes, aunque recuerdo con especial cariño aquel concierto
en el que ayudó a Miguel Dantart cuando tuvo el accidente de moto) a ocupar un lugar de interés en el panorama actual.

Haciendo eso que llaman canción de autor, sí, bueno, pero con unas gotas de rock que no le vienen nada mal a nadie.



Esta noche… Malacabeza y Mr. Kilombo en Guadalajara, y Julio Hernández nos trae un pedacito de La Habana a las Noches de Desakordes…

No hay comentarios: