08 octubre, 2007

No tenía título (ahora ya sí)

Ei-la a cidade envolta en dor e bruma
Ei-la na escuridão serena resistindo
Hierática Estranha Sem medida
Maior do que a tortura ou o assassínio
Ei-la virando-se na cama
Ei-la em trajes menores Ei-la furtiva
seminua sensual e no entanto pura
[...]

Mi madre me trajo de Lisboa unos libros para que leyera en portugués. Es muy difícil encontrar literatura lusa en Madrid. Y todavía no sé por qué lo eligió, pero me trajo el libro más bonito que he leído jamás. El que salvaría si tuviera que salir corriendo ante un incendio o una inundación, y eso que tengo muchos libros. A invenção do amor e outros poemas, de Daniel Filipe (aquí arriba está el principio de Canto e Lamentação da Cidade Ocupada).

Leyendo esto, hoy, por la mañana, casi me ha dejado de importar todo lo demás.

(te dejo un minuto mío, ese que dice...
soy fabricante en serie
de palabras,
de versos,
para ti.)

3 comentarios:

Lara dijo...

Yo no sé portugués, pero en Huelva los idiomas se confunden a veces, y entiendo cosas, cada tantas palabras entiendo cosas, y así me hago una idea parcial del contenido que me sigue resultando extraño, extranjero, por no comprenderlo del todo, y me gusta, me huele a Fabrica, a Carrapateira, a Lisboa, a Oporto.
Tengo una amiga que acaba de grabar un disco de fados con letras en español escritas por un autor portugués. Lo ha grabado en Portugal, con unos músicos portugueses de morirse. El disco es una delicia. Os avisaré cuando pueda escucharse.
¡Feliz examen!

vega dijo...

yo tampoco sé portugués, aunque con dos amigas de madres brasileñas algo acabo pillando también... y me encanta como suena!

qué tal fue el examen?? (empezó la potra por mi pronosticada???, dime que sí, anda!!!)

besos en portugués (osea, beijos)

Kika... dijo...

Puffff.... Vega, potra no diría yo. Nos pusieron una traducción inversa difícil. El resultado, el miércoles, después del oral. Con que me llegue la suerte hasta el próximo ejercicio, me conformo...

Beijinhos!

Lara... avísame, avísame, que lo voy a escuchar relamiéndome como los gatos de Almería. Sabía que quedaba un poco cutre no traducir el poema, pero no encontré ninguna traducción oficial, y hacerlo yo me parecía traicionarlo un poco...

Muchos besos (no te veo el martes que el examen lo tengo el miercoles, pero la próxima no fallo)...

K