01 agosto, 2007

Mermel(h)ada (o texto escrito después de doce horas de autoflagelación)

- Ya te tengo.

Miró a la criatura que sujetaba con cuidado entre dos dedos. Ella – era una ella – trataba de escapar con toda la fuerza que le proporcionaban sus alas. Pero no había manera. Pronto le abandonaron las fuerzas. La delicadeza inherente a su condición estuvo a punto de irse volando también. Averiada, impedida, vacía.

El cazador de hadas cogió un frasco de mermelada vacío. Tu nueva casa, amor. Allí metió al hada, con su varita y todo. Con su brillo azulado, sus alas tabicadas como joyas de esmalte. Con la pena que tiene perder la libertad a manos de alguien a quien sólo le importa guardarte en un frasco de mermelada o de encurtidos.

Diez agujeros en la tapadera. No hay espacio para volar y poco aire para respirar. Ni agua corriente ni calle para correr. Déjame salir. Por favor. Me moriré aquí dentro.

- No te morirás y lo sabes. Seguirás perfectamente viva, crujiente, mágica.

Devuélveme a mi espacio. Este frasco me da claustrofobia, ya conozco todos sus rincones. Me estoy asfixiando, susurro, la magia me chorrea incontrolada por los codos, siguiendo el camino de las lágrimas que caen por el hueco entre el pecho izquierdo y el derecho.

- Ahora ya eres mía.

Soy tuya y no colaboro. Me niego. Aunque se me rompa la varita, el vestido se me haga jirones, se me caiga la purpurina. Empieza a faltarme el aire.

Déjame respirar. Las hadas no nos reproducimos en cautividad. Como los animales salvajes.

Si me lo hubieras pedido, amor, habría entrado en el frasco por mí misma.

Hasta habría cerrado la tapa.

4 comentarios:

vega dijo...

no se te ocurra autoflagelarte, es malísimo para la piel...

hay cosas que no se pueden envasar, o dicho de una forma menos poética que tú: "si me fuerzas haré lo contrario de lo que me pides"
fíngete muerta dentro del frasco. abrirá la tapa para ver q pasa y entonces aprovecharás para escapar volando (y no olvides darle con la varita en la cabeza justo entonces)

besos de cuentos de la infancia!

Kika... dijo...

Gracias por el plan.

Besos,
K

amenabitar dijo...

Es precioso... y triste. Muy triste, tanta gente incapaz de comprenderlo.

Un beso.

Kika... dijo...

Exacto, amenabitar. No sé qué es peor. Si la situación o la incomprensión.

Besos y magia.