10 junio, 2007

Flores de cartulina

¿A qué huelen las flores de cartulina?

Cualquier persona poco mágica dirá que a nada. Como mucho, a tinte de colores y papel charol (el papel huele, de verdad). Pero yo sé que no es así. Las flores de cartulina no me van a oler igual desde el viernes por la noche.

Ellas son capaces de todo. De cualquier cosa. Todo comenzó hace más de una semana con unos misteriosos mensajes de Lady K. Antes del examen, en ese momento en el que no entiendo nada. En los SMS decía que no me preocupase, pero que si podíamos quedar el día 9. El 9 no podía, así que quedamos el día 8. ¿Que no me preocupara? ¿Cómo no iba a hacerlo? Al final, quedamos y dejé de darle vueltas ante la incapacidad de obtener más información…

No fue hasta después del examen que me lo confesó. Tenían que operar a Henar de un pie el jueves e iríamos a verla el viernes. Hasta aquí, todo normal. Pobrecita. Qué daño hacen las operaciones de los pies. El día de la visita hablé con la enfermita por el Messenger. Me dijo que le habían arrancado una uña sin piedad. Uffff… que cosa más malita…

Lady K llega más pronto de lo normal, me visto a toda velocidad porque tenemos que echar gasolina. Casualidad de las casualidades, ella parece saberse bien el camino a casa de Henar aunque nunca ha estado allí, así que llegamos enseguida, con tiempo incluso para curiosear una tienda.

Tres pisos andando. Bueno, no. Subí los tres pisos corriendo, con Lady K gritando que encendiera la luz y que no íbamos a apagar ningún incendio, que tampoco había que subir tan rápido… Llamo a la puerta y me abre Nadège (qué nombre más bonito). A ver si puedo describir bien lo que pasó después.

Desde el final del pasillo se veía a Henar sentadita en el sofá. Imaginaros. Pasillo largo, con poca luz, y al fondo el salón. La cabecita de Henar detrás del sofá diciendo hola, y yo con una bolsa para dejar en la cocina… y pensando en la cara que iba a poner cuando viera la uña ausente (hay que mantener la compostura). Ahora recuerdo esos segundos de avanzar por el pasillo a ver la uñita y la enferma como si fueran horas, han vuelto a cámara lenta, aunque sé perfectamente que sólo fueron segundos.

Llego a la luz, al salón, y de repente…
¡¡¡¡¡¡SORPRESA!!!!!!!
Los ojos fuera de las órbitas, una cara de desconcierto de las auténticas, la boca abierta, los brazos descolocados. Incredulidad porque pensé que me había marchado a una realidad paralela de las mías. A las paredes del salón de Henar, Carmen y Nadège les habían salido flores de cartulina. Y los habitantes kikelianos se habían trasladado a vivir allí. ¿Cómo podía ser que en esa casa estuvieran Queens, Mar, Lady K (bueno, ella vino conmigo), Victoria, Maria Pia… y las anfitrionas perfectas, Nadège, Carmen y Henar? Arrggggggggg… no entendía nada hasta que vi que lo habían hecho por mí. En ese momento, comprender la situación da lugar a una emoción irrefrenable. El cerebro se te cortocircuita y no puedes articular palabra, y te parece que estás quedando fatal porque no aciertas a decir nada… Después llegaron Julio y Vanesa y el Ángel Oculto por vía telefónica (sé que el Arquero también quiso estar, aunque no pudiera)…

A eso huelen las flores de papel charol. A noches de viernes, a fiestas sorpresa, a pan de higos, a tortilla de patatas, banderillas con guindillas y guacamole, a sonrisas, a sorpresas, a viajes por Cuba donde pasa de todo, a castañuelas de plástico, varitas y zapatitos pequeños, molinillos de viento… a tantas cosas que no caben en los ceros y unos de esta página…

Pero huelen. Y muy bien, por cierto. Aunque hay que ser muy especial para percibir su aroma.

Vosotros lo sois. Capaces de hacer crecer flores por donde pisais. De ponernos nombres de artistas de Bollywood (yo soy Kika Mehndi-Wala… perdón por la ortografía). De invocar a Almodóvar. Porque si nos coge el viernes, no hace una película. Hace una trilogía, os lo aseguro.

Gracias y besos eternos. No soy digna porque sois maravillosos.

6 comentarios:

Henar dijo...

Pocas veces en mi vida he co-preparado algo con tanta ilusión... Aún me duele la tripa de reírme. Eres digna de eso y de más... prepárate, que nuestra llegada a la tienda de campaña en el desierto le va a poner los pelos de punta hasta a la cabra!!!

Un besazo!!!

Henar

pd: tengo una castañuela

Queens dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Henar, te mereces esto y mucho más. Muchas gracias a tod@s por una fantasstica noche, las horas pasaron sin darme cuenta.

Muchos besos

Lady K dijo...

Ya sabes que a mi me resulto doblemente difícil porque soy de esas personas a las que los regalos les queman en las manos.Menos mal que estuve toda la semana sin verte, si no, me da un infarto!!!

Oye, Henar, eso de la fiesta en el desierto me gusta. Si no es en Kalinao (o como se escriba) , nos alquilamos una haima para hacer la fiesta de aprobado en Almeria. Mira que soy friki que he buscado hasta la web donde se alquilan...

Besitos

Kika... dijo...

Muchísimas gracias a todos, es verdad Lady K, sé lo dificil que es no decir nada... y Henar que se amputó una por meterse demasiado en el papel...
Tengo todo preparado para llevármelo a Kal-i-now (bueno, no sé exactamente si se escribe así), me lo imagino, todas gritando "a mí la legión" "ese es un cuerpo y no el diplomático" etc etc...

Y QUEDA DEFINITIVAMENTE ESTABLECIDO!!!! LA FIESTA, EN ALMERÍA (lo malo es que no sé qué año, pero LA HAREMOS). Conozco una haima de mala vida donde podemos ir en plan odaliscas del harén (fiesta temática, yuuuupiiii).

Sé la ilusión con la que lo preparasteis todo, no sabeis lo que os lo agradezco... no veais la ilusión que me hizo a mí...

Besos,
K

Henar dijo...

ODALISCAS DE HARÉN!!! TOMA YA!!! ¿Y procederemos al sacrificio que había programado? ¿Podemos ir haciendo casting en plan factor X?

Kika... dijo...

Sí, sí, no sé si llegó mi email de ayer donde todo quedaba especificado... pero sí, el casting queda abierto para los sacrificios ji ji ji jiiiiiiiiii!!!!


Besos, K