18 abril, 2007

Si estás a dieta, no lo leas...

Me miraste como si fuera un pastel, en el escaparate de una confitería. La vitrina del mostrador me protegía, las tartas de fresa y las chocolatinas me acompañaban. Y aunque hacías que no me veías, que no era un pastel y que no querías comerme, yo lo sabía.

Me miraste como a un pastel y soñé que era una galleta.

Una galleta.

De esas que se comen en la cama, deshaciéndose en las manos. Desmigada entre las sábanas, para que me recuerdes. Las migas pican, molestan, ojalá no me hubiera convertido en pastel o galleta. Ingerida, transformada, hecha energía, mezclada con
café y saliva.

Hasta que no queden más que las migas.

Mis migas, como molestos jirones de lo que era, ya no importan. Me convertiste en galleta, pastel, horquilla del pelo perdida en la alfombra. Unas gafas de sol olvidadas sobre la mesa de un restaurante.

Un billete de metro, humilde marcapáginas, en un libro prestado de la biblioteca.

Así que búscame en el pasillo donde duermen los li
bros de filosofía.

O mejor, donde las novelas baratas, los libros de poesía o los manuales de Derecho.

Allí estaré, marcando mi sitio, flotando sobre el pasillo, perdida en e
l viento como migas de galleta. Anclada en el espacio como una horquilla en la melena de quien lee el libro que marca el billete de metro.

Metida en la vitrina al lado de las tartas de queso chino y los glaseados.

Mírame como a un pastel. Pero no con la culpabilidad del que está a dieta. Mejor lleva mi sabor en la boca, guardado, dulce. Todo el día.

Llévame pegada al cuerpo como las migas de tu cama.


Búscame dentro de los libros.



… porque me miraste como a un pastel y soñé que era una galleta…






Una cosa… estas magdalenas en inglés se llaman fairy cakes… Tartas de hada, eso está bien…

El queso chino y los glaseados… son pasteles de Almería y los hacen en una pastelería que se llama
La Dulce Alianza (el queso chino es una especie de flan-tocinillo de cielo, y los glaseados no tienen equivalente, que yo sepa)… Mmmmm…

7 comentarios:

Lady K dijo...

Que bonito el texto.En cierta medida me siento un poco implicada por la frase ... Jo, son las 9.20 y viedo esos pasteles de hada me siento como un perro de Paulov! Buscaré si alguna pastelería en Madrid los vende!

Kika... dijo...

Es verdad, la metáfora del pastel es tuya, así que buscaré también si venden estas minitartas (son de verdad, la página donde las he encontrado las vende, pero son americanas o algo así, no creo que nos las manden!!!)

Besos dulces!
K

hidden_angel dijo...

Podría decirte que me ha gustado el post, que qué bonitas metáforas... pero me he quedado mirando los pasteles. Menos mal que hoy tengo gym y no me sentiré demasiado culpable. Eres perversa... Esto no se hace en plena operación bikini.
Besinos

Queens dijo...

Con un post como este seguiremos saltandonos la dieta del bikini, Naturhouse y demás. Me ha encantado.
Besos

Kika... dijo...

Gracias a las dos...

Ángel... No ha sido evil!kika, te lo juro, te lo juro de verdad. Además, paso de Operación Bikini, porque si todo va bien este año no me va a hacer falta... Piensa que eres una galleta desmigada en cierta cama, TODO EL MUNDO SABE que las galletas rotas NO TIENEN CALORÍAS... Mmmmmmmm...

Queens: A la porra las Operaciones CuloDeAcero, NaturHouse y similares... porque siempre hay alguien que te mira el culo y dice "madre mía"... Y es que siempre nos miran justo lo que más odiamos... Hala, a desmigarte también por camas ajenas...

Besitos...
K

Queens dijo...

Es verdad, segun me dijeron hace bien poco es que yo no soy objetiva con mi cuerpo, jaja :P

Mañana te cuento.

Besos

Kika... dijo...

Cuando estuvimos en el último concierto de Luis Ramiro, explicó su teoría al respecto antes de cantar "Perfecta"... y venía a decir (que las doctoras o Lady K me corrijan si no es exacto) "al final todos estamos muy salidos"...

Supongo que eso hace que la perfección esté en otros sitios...

Besos!