08 marzo, 2007

Un enanito en la cocina

Estamos destinados a hacer algo grande.

Hay días en los que es necesario pensar así, creer que somos la diferencia, en nuestro propio poder transformador. En los días cualquiera que se modifican, cambiándose en días importantes.

Estoy destinada a hacer algo grande. Supongo que así se manifiesta la magia, reflejando imágenes cambiadas, algo distorsionadas, de nuestras vidas.

Tengo proyectos casi inagotables, con la febril imaginación de los que me rodean (Lady K, Henar y la mía propia, supongo).

Tengo una nueva pareja artística. Me salen los poemas por minutos como si la musa nunca hubiera escapado de mis cuadernos ni de mi edredón.



La foto… había un enanito en la cocina, entre las botellas de cocacola y los limones… de verdad… Así, ¿cómo no voy a creer en la magia?

Ojo al mantra del día... este lo uso mucho...


Y parezco una ONG... ahora tengo recogido al erizo Pinchi... se come la fresa a trozos y mirad lo que hace cuando se hace clic tres veces sobre él...

5 comentarios:

Lady K dijo...

Pues hablando de creatividad, nuestro proyecto va adelante.Ya tengo la tecnología necesaria casi a punto.Este finde con un poco de suerte podemos empezar los eXperimentos...

henar dijo...

A mí la vida me lo pone fácil... con tanto expediente X en mi día a día, lo menos que puede sucederme es que mi tasa de creatividad se incremente hasta límites considerados patológicos en muchas culturas...

Achús!

henar dijo...

¡Ah! Y un concepto a colación de la primera frase de este post: lo glocal. Ahora no recuerdo si es un concepto de Vicente Verdú (creo que sí, de "Yo y tú, objetos de lujo") o de Eduardo Galeano y su escuela del mundo patas arriba. Su significado se me mezcla con esta filosofía de bolsillo (por lo pequeña, no por la calidad) y con Luis Piedrahita, el rey de las cosas pequeñas. Cualquier cambio en tu entorno, por pequeño que sea, puede suponer una revolución. Por eso me gustaba la campaña de "Hoy sé amable, hoy serás feliz". Sonreir es un cambio pequeño que supone un gran cambio. Tu pulsera me dio suerte. Un pequeño objeto que provocó un gran cambio. De lo local, a lo global.

Besos!

Kika... dijo...

Henar: soy una ferviente creyente en lo glocal. Mi preparador dice que soy "superglocalista"... ya elaboraré algo sobre esto, ahora no tengo tiempo, ya te contaré. Y te daré todas las pulseras mágicas que quieras!!

Lady K: el proyecto secreto X va adelante!!! Me congratula!! Que vayan comprando acciones!!!

Besos y magia,
K

Dra Marta dijo...

me encanta pinchi! yo quiero uno
:-)Aunque con mi currito ya tengo suficiente..jajaja