16 marzo, 2007

Girls Just Wanna Have Fun (o aquelarre en el Barbieri)

Victoria, va por ti. Te echamos de menos ayer… Así que, como tú misma dirías… besos golfos…


Ayer leí un cuento de hadas. Y las conexiones hadísticas se multiplicaron por minutos. Pasé una semana entera soñando que estaba embarazada (¡!), y cuando voy y lo cuento, hay alguien que ha soñado que yo adoptaba un bebé. Y un hada que soñaba también que estaba embarazada. Entonces, empecé a plantearme que estoy en un momento de alteraciones energéticas a mi alrededor, de esos en los que me proyecto, se me separa el alma del cuerpo y puede pasar cualquier cosa.

Como que ayer saliéramos del Barbieri y estuvieran pintando las rayas de las calles. Madrid habrá amanecido color asfalto cruzado con blanco inmaculado. Gris y soleada, un poco más limpia y brillante.

Hay más. Ayer fuimos a ver a José Luis Manzanero al Barbieri. Batimos todos los récords, ya lo ha dicho Henar. Pero todos los récords divertidos. A mi se me cayó más de una cosa durante el concierto (cuánto talento el de Manzanero), hicimos percusión (el anillo en vaso es un instrumento que pega con todo)… y la mesa de la segunda fila se llenó de mujeres… hadas, doctoras del corazón, hermanas-artistas, brujitas y damas del bosque. Dijo la hermaníssima que íbamos directas a montar un aquelarre. Qué va, si somos muy buenas…

Grandes momentos durante el concierto. Muy grandes. Se demostró que el mítico público del Barbieri realmente existe, y que es incomparablemente encantador (mal está que yo lo diga, pero es que es verdad). También se demostró que no hace falta enchufe para tocar en algunos locales (¿verdad?).

Contamos también con Alejandro Martínez (momentazo el de la hermaníssima diciendo “¿pero no te acuerdas?”) que interpretó una nueva versión de su célebre canción Una corazonada, que rebautizamos como Corazonada Sessions ‘07, en plan superdiscotecabacaluti (un nuevo kellypalabro). Descubrimos gracias a la hermaníssima que las púas hay que incubarlas antes de tocar con ellas (¿será que el sonido es mejor?), según Henar luego tienen puítas y te salen mucho más baratas. También mostramos los conocimientos que atesoramos (lo del arroz de Calasparra fueron por lo menos 2.000 puntos)…

Aquelarre el momento en el cual las sonrisas por parte del público recordaron a una anécdota en Calasparra (por ejemplo), con unas quinceañeras, Álex Lumbago (era ese, ¿no?) y un pantalón nuevo. Suena mal, ¿verdad? Pues haber ido al concierto, porque fue un momentazo y, por tanto, irreproducible…

Si los conciertos en el Café Barbieri son buenos, mejores lo son los postconciertos. Hasta hubo una subasta de un auténtico objeto misterioso cantautoril. Estoy segura de que muchas fans habrían querido participar, pero al final fue la Dra la que sobrepujó… Lo mejor, la constancia en vídeo del momento hermaníssima hablando por el micro (sin sonido) y Henar y yo haciendo de azafatas (de aquí a la Ruleta de la Suerte)…

Qué crónica más rara. Empezaba en plan trascendente y ha terminado… como ha terminado. Pero no pasa nada. Hay alteraciones energéticas a mi alrededor. Muchas.

Las seguiré contando. Explicaciones a los sueños y a los desdoblamientos.


Besos… a todas las chicas de ayer…

Nuevo concepto… Zurraspas Love

Y hoy… Leo Minax en Libertad 8…

4 comentarios:

Kika... dijo...

Lady K... nada de vender tu turno en la gira oficial "Casas tour 2007"... si acaso me lo cedes...

Besos!

henar dijo...

Jajajajjaja ¡domingo! ¡domingo! ¡domingo! Aforrtunadamente ya he recuperado la compostura. Porque hubo momentos anoche que pensaba que la perdía del todo. Manzanero dio un concierto muy bonito, pero pasó miedo con nosotras. Hermanísima, a la próxima, lo sorteamos a él!!!

henar dijo...

Mi compi y yo nos acabamos de acordar de la frase literal "no me digas que te estaba mirando a la bragueta y estaba sonriendo". Sudó. Yo lo ví. Jajajajajaja.

Kika... dijo...

Que me da algo... de verdad, qué risa más grande, en serio... yo me voy a quedar con los lunes (no al sol)...
A ver si al final va a sr verdad lo del aquelarre...

Besos!