11 febrero, 2007

Me faz pensar que o mundo é mais feliz...

Este post va dedicado a quienes iban a venir y no vinieron. Para el Ángel Oculto y también para Andrés...

Se puede hacer campaña a favor de muchas cosas. Desde el punto de vista serio, contra el cambio climático, en plan Al Gore, o campañas políticas, estilo “Inauguréitor” Gallardón. Hay también frikicampañas, como la de un amigo mío que quería postularse para diseñar el traje de novia de cierta princesa…

Lo mío tampoco es que haya sido una campaña, sólo fue una idea, una solicitud, una preguntita… y fue hace mucho más tiempo de lo que yo pensaba (ver De tigres… y tigresas). Menuda semana que le he dado a todo el mundo: Leo Minax de 5º Tigre (yo diría que Leo Minax en general) es un evento musical que no había que perderse. Me repasé todas las letras, canté todos los días a grito pelado por la casa, estuve a punto de empadronarme en Belo Horizonte… Hubo gente que incluso me dijo que echara el freno, que me tranquilizara. Era imposible, porque mi casa había sido oficialmente declarada “Zona LeoMinaxista” y mi madre y yo cantando en portugués por las esquinas. El viernes, unos nervios que ni que fuera la novia en la boda… En fin, siete días al borde de la úlcera.

Sabía que merecería la pena. Pero no sabía que tanto.

Mejor empezar por el principio. Porque ya me estoy liando, como siempre.

Todo el mundo llegó prontito porque aunque era viernes parecía que nos habían tocado con una varita mágica, ni había tráfico ni problemas de aparcamiento. Lui y María José. Vega, Isabella y Natalia. María, Reyes y Lady K. Viernes tigrés y una mesa muy cerquita. Que mi madre tiene que ver bien a Leo.

Me gustó el principio. Alejandro Martínez salió dando las buenas noches, y tuvo una educada respuesta desde nuestra mesa. No te pido nada (naaaadaaaaa) queda muy bien con banda y coros. Supongo que es de esas canciones que salen ganando cuando se despliegan, interpretadas en una sala grande. Y después, metralleta musical de temas tigreses: Un tigre suelto, Mundo alborotado (a estas alturas mi madre ya estaba cantando) y Platos Rotos. Miradas que atravesaban la sala: es la favorita de Isabella…

Al principio contundente le siguió El tonto Simón, una versión que ya les habíamos escuchado. Para entonces, yo ya estaba vendida: todo el mundo conoce los efectos que Radio Futura tiene sobre mi estado de ánimo. Me derriten. Me desarman. Y aún quedaba mucho por escuchar…

Después, una canción un poco antigua y un poco nueva (Gente extraplanetaria, de Kiko Tovar) que hizo que las miradas volvieran a atravesar la sala. Bueno, todas menos una. Con eso de…
Vomité
de tanto rodar por el limbo espacial de tus amores
Y rodé, ya ves si rodé,
que llegué a alcanzar tus alrededores
Del infinito…


Después, La Abandonada de Alejandro Martínez (no podía perderme la cara de mi madre mientras escuchaba la historia del Toni-2) y el Perrito faldero de Miguel Dantart. Me gusta mucho esta canción y además estaba muy bien traída. Ya he dicho en algún sitio que debería ser de escucha obligatoria… Y, sin miedo a que me acusen de PacoCifuentista, me encantó Collage… (por ahora no te muevas de ahí...)

¿Cuándo sale Leo? Era la pregunta de la noche. Ya, ya sale…

Vaya por delante que la música de Leo Minax es maravillosa. Lo dice Isabella: te llega adentro con sólo decir la palabra “nada”. Ni siquiera hace falta que diga nada para que la música se te cuele entre los huesos, y esto no es pasión de fan, sino que es objetivo.

En la línea habitual de los conciertos del cantautor de Belo Horizonte, hay que participar. Aunque dé miedo y parezca que las canciones se van a romper o estropear. No. El público LeoMinaxista hace coros, y como la música es tan buena, hasta parece que afinamos. Así fue en Me llamas por favor, que me encanta… el final, indescriptible con mi madre cantando (yo la secundaba) eso de…
… y lleno la nevera…

¿Portugués o español? Un poco de cada. Así que tuvimos Nada después de ti, con participación de los Tigres, y Rojo y blanco. Fantásticas. Directamente y sin paliativos. Pero quedaba lo mejor: la banda sonora del coche de mi madre, esa canción cantada a velocidad de vértigo y con una fonética endiablada: Um sertão ao lado em todo lado. Un sobresaliente en portugués para los Tigres (e o sertão virando mar…) y matrícula de honor para los coros: no era sorprendente que mi madre y yo los hiciéramos, pero es que Lady K se animó a lo de
ô, ô, ô… ô, ô, ô… ô, ô, ô…
como si fuera del mismísimo Brasil... hasta que llegamos al mejor Verbo Triste de la historia. No exagero: las voces, la fuerza… y mi madre cantando lo de the revolutionary people are not normal people

¿No se queda más rato? Que cante más…

Que no, que todavía queda más repertorio de los Tigres y un Poltergeist de miedo (Kiko se parecía un poquito a Hannibal Lecter hasta que dijo “que estoy bien”). Fin de fiesta: Belle de jour. Bella como mi madre, que dice que yo camino al ritmo de una canción de Leo Minax: Com a cabeça no luar

El postconcierto sería merecedor de un post para él solito, pero, como siempre, es irreproducible.

Así que mejor voy a mandar un beso desde aquí a los 5 Tristes Tigres (banda incluída) y a Leo Minax. Por hacer cosas que a una le hacen un poquito más feliz. Lo que no está nada mal.


Y encima… me llevé un regalo… gracias…

Brazil connection… María y sus deberes bien hechos: resulta que tiene línea familiar directa con Belo Horizonte…

Qué risa… lo de Benny el asesino… lo que tiene hablar en clave...


Estoy aprobada... en las oposiciones sabineras...


Sólo durante esta semana… habrá dos etiquetas especiales: Mundo Minax con lo que he escrito sobre Leo y ¿Hay Tigres en Kikel? con las crónicas de los conciertos de los Tigres.

10 comentarios:

Reyes dijo...

Muy bueno el concierto.Fantastico Leo Minax.Y el postconcierto... shshsh cuidado!!! que las paredes oyen.

Kika... dijo...

Verdad de la buena... como el anuncio de la tele...
Por cierto, te va a encantar mi actual nick del MSN...
"no recordaba lo feliz que era sin ti... te voy a llamar de todo menos al contestador"... Es que he estado viendo el concierto de Rash del sábado (estas maravillas de la ciencia, más bien... Central Musical)...

hidden_angel dijo...

A ver, darling, media hora hablando contigo, dándome envidia con todo y no me has contado lo del regalo ni nada del post concierto??? Muy mal. muy mal.
Pero por ser tú se te perdona. Tenía ganas de ir al concierto pero el cambio climático hizo mella en mí. No pienses en lo del calentamiento global que no van por ahí los tiros. :P
Bueno, excelente la crónica si lo que pretendías era que la envidia me corroyera.
Besinos

PD: Mi primer post dedicado!!!! Gracias

Anónimo dijo...

No se que decir. Gracias sin más.
Andrés.

isabella dijo...

Hola!
Cuánto tiempo, muy buena la crónica y muy bueno el concierto (ni me imagino la cara q tendría en platos rotos, me gusta tanto...) Yo también miré alguna que otra vez hacia vuestra mesa, se hizo raro no estar más cerca.
Fantástico Leo Minax, mejor de lo q esperaba (y mira que esperaba mucho).Gracias por contarlo. Un besito
Jo, y ahora que por fin he vuelto, blogia decide caerse (Vega, si entras por aquí, echo de menos tu blog,snif)

Kika... dijo...

Isabella, tienes razón, ayer salía una cosa rara en blogia y hoy se ha estropeado. ¿No puedes llamarles y ayudarles a arreglarlo? Yo también echo de menos el microcosmos de Vega...

Besos a todos (especialmente a los receptores de mi dedicatoria, y sí, Isabella, me encantó la cara que tenías durante "Platos Rotos")
K

vega dijo...

vale: Internete, ese ente, me odia. había dejado un larguísimo (y en mi nunca modesta opinión precioso: digo esto ahora q no hay pruebas) comentario y me lo borra blogger. en fin... q gracias por acordaros d mi "universito"!!
q yo tb crucé miradas d lado a lado d la sala, buscando (y encontrando) otras miradas. q hubo incluso un momento en el que estuve a punto d arrastrar ruidosa una silla para sentarme al lado, pero ya había manos suficientes debajo d las mesas (manos y mesas reales y figuradas). q a ver si en el aniversario nos ponen vecinas!! besos desenchufados (y dios sabe hasta cuando)

Kika... dijo...

Muchas gracias! Y sí, voto por que nos pongan cerquita en el aniversario... alguna manera se nos ocurrirá...
Besos
K

Lui dijo...

¿Sabes? Leer tus posts se está conviertiendo en una actividad habitual en mi vida. Es más, tus posts empiezan a tomar la relevancia de los massmedia (¿se escribe así?? Creo que no) para mí. Y, esto es como la primera vez que salí en el New York Times, o la primera entrevista que me hicieron en TVE, o mi primera aparición en la entrega de los Oscar.... ¡¡¡¡he salido en un post de kika!!!!!!! (me hace feliz; aunque en el fondo no sepa lo que se siente al aparecer en el NYT, ni en TVE ni en los Oscar)

Podría hablar del concierto, pero es de mala persona restregar aún más, a la gente que no fue/pudo ir, todo lo que se perdieron.

Besos

PD: Me hizo mucha ilusión conocer a tu madre. ¡Queremos un blog suyo!!!!

Kika... dijo...

Hola Lui,
Empezaré por el final, siguiendo mis costumbres... Un blog de mi madre sería la leche, de hecho me consta que en algún momento se lo ha planteado, así que a lo mejor será cuestión de tiempo.

Muchas gracias por lo que me dices. Este humilde blog (y esta bloguera aficionada) no se lo merecen. Y, por si te gusta saberlo, seguro que saldrás más por aquí porque ya formas parte de este universo kikeliano.

Besos, K