08 enero, 2007

Sobre la localización del alma...

Para todos los que trabajan este lunes, ¡a levantar el país!, especialmente a tres personas que me visitan desde allí (que no os vean): Isabella, Lady K (en su primer día) y Reyes...


Era lunes y como todos los lunes el alma me pesaba allí mismo, abajo del saquito de los cojones. Una tarde pensé que el alma era una tercera bola que llevaba allí colgando y que me servía tan poco como me servían las otras dos. Desde entonces, cuando es lunes y el alma me pesa, cuando es otro día y el alma me pesa, hasta cuando no sé qué día es y el alma me pesa, siento ese bulto y esa carga abajo del todo, peleando con la tela elástica del slip.
La flaqueza del bolchevique, Lorenzo Silva

Por motivos más que obvios, no tengo el alma en el mismo sitio que el protagonista de este libro, pero sé bien dónde la tengo. O mejor dicho, dónde creo que está, porque las almas es lo que tienen, que no se ven. Son incorpóreas e inmortales, según algunos. Otros dicen que ni siquiera existen. Yo sí que creo en el alma, no sé si como 21 gramos que se marchan al expirar o más bien el compendio de las cosas que nos hacen humanos. Me quedo con lo segundo.

Sé donde tengo el alma.

La flaqueza del bolchevique quizá no sea una obra maestra de la literatura. Hay novelas mucho mejores, pero también las hay peores. Me gusta y además le tengo un cierto cariño, porque me ayudó mucho en un momento de mi vida. Describía una oficina y yo no me podía creer que fuera tan parecida a aquella en la que trabajaba en ese momento.

Luego supe que el autor hablaba de la misma oficina. Lo que son las cosas.


Creo que... luego hicieron una película y cambiaron la portada del libro. Qué lástima...

4 comentarios:

skd dijo...

Siento el "mal entendido".
Creo que no soy quién para hablar de ciertas cosas, sobre todo de las que desconozco.
1bs
Pd. En breve tengo la sala de cine despejada.

Kika... dijo...

Hombre, te lo he dicho desde el buen talante, la tolerancia y sin acritud...
Genial lo del cine!

Besos...

vega dijo...

a mi me encanta la flaqueza del bolchevique y el resto de obras de Lorenzo Silva (que es de Getafe, por cierto)y me da igual que no sean joyas de la literatura (a lo mejor son bisutería de la literatura??). No sé si tenemos alma o si el alma es el cerebro con todas las cosas complejas que hace el cerebro cuando parece que no hace nada... ayer fue el primer día de trabajo ineludible, aunque no sea en una oficina (que concepto tan abstracto este de "oficina") como dice Cristina Narea en una de las joyas de su disco "mi oficina es mi cabeza". besos!!

Kika... dijo...

Mi favorita de Lorenzo Silva es "La flaqueza del bolchevique", pero tampoco me he perdido ninguna de Bevilacqua y Chamorro...
Besos y no trabajes demasiado...