13 enero, 2007

Me dan miedo las bombas

Me dan miedo las bombas. He sido testigo directo de una, y puedo asegurar que nunca se olvida el ruido, seco, sordo e implosivo. Y nunca se olvida el olor, no sé si es olor a quemado o un olor acre. La imagen se queda clavada en la retina, el sonido retumba en los oídos y el olor se aloja en la pituitaria.

Me dan miedo las bombas. No es una valoración política, ni ideológica, ni nada por el estilo. Simplemente, me causan terror. Podría argüirse que eso es lo que quieren los que las ponen. No creo que a ellos les importe mi miedo.

He trabajado en el aeropuerto muchos veranos, con Lady K, con mi hermana, con mi madre. Reyes también trabajaba allí hasta hace nada. Mi madre ha dormido miles de veces en el coche mientras esperaba un vuelo, o cuando había que hacer tiempo.

Ayer estuve en el aeropuerto. Y me siguen dando miedo las bombas.

No hay comentarios: