15 enero, 2007

La parte fría de la llama

Las llamas tienen una parte fría. Yo la he estado utilizando mucho tiempo, pero no sabía por qué. La parte fría de la llama sirve para soldar mis pulseras sin que se queme el hilo y para hacer formas raras con nylon sin que se ponga negro.

Esta mañana, mientras arrastraba una cesta-carrito por el supermercado (a ritmo de Javier Ruibal), mi hermana me ha explicado que las llamas tienen una parte fría. Por eso ella siempre puede apagar las velas con los dedos, porque si sólo tocas la parte fría no te quemas. Me ha dicho que parece magia, pero que es ciencia.
Creo que la ciencia y la magia tienen algo que ver.

3 comentarios:

Certidumbre dijo...

Magia y ciencia... Bonita reflexión... Sólo por eso te mereces mi voto en 2o minutos. Suerte!!

RAYDIGON dijo...

KIKA

Pase a dejar mi voto y 1 beso.

Kika... dijo...

Muchísimas gracias a los dos!
Y besos también para vosotros.