29 enero, 2007

Fotos ilegales

Esta mañana no había colegio. Como yo vivo en la realidad paralela del mundo kikeliano, donde mi ritmo de vida discurre con otro ritmo, no lo sabía. Enseguida me he enterado porque mi tita ha llamado a mi hermana para que fuéramos a cuidar a nuestros sobris. Cualquiera los entretiene. Lunes por la mañana. Tato con fiebre y Luli con Miguel Dantart en el repeat de su radio-CD. Repitiéndolo febrilmente, podría decirse.

Entre fiebre y fiebre, me han hecho la crónica del concierto de los 5 Tristes Tigres en Tres Cantos. La organización del operativo concierteril tricantino tuvo su miga. Pero al final llegamos a tiempo y todo salió bien. Y lo pasamos fenomenal, con los Tigres y con Tontxu. La cosa llegó a tanto que el auditorio puesto en pie bailó las dos últimas canciones, Belle de Jour y Plásticos. También nos reímos muchísimo cuando empezamos a coreografiar por nuestra cuenta (un esfuerzo común de Reyes, Eva, Laura, Lady K... y mío) No te pido nada. Hasta sacamos fotos ilegales (no se podía)...

Confieso que llevar a Luli a un evento así me llena de responsabilidad. Y además ella había hecho del momento algo aún más divertido. Luli es, probablemente, la mayor fan de Miguel Dantart sobre la tierra (y sólo tiene seis años). Y antes de ir, le había dicho a su padre, muy seria, como lo dice casi todo: "Papi, creo que ya es hora de que conozcas a Miguel". Ay madre... Se pasó todo el concierto muy seria, con la mirada fija en el escenario. Tanto, que llegué a preguntarle si se lo estaba pasando bien. Me dijo que sí. "¿Y por qué estás tan seria entonces?" "Es por la emoción". Toma ya.

Esta mañana me ha vuelto a contar el concierto con todo detalle, como si yo no hubiera estado a su lado, dándole caramelos y sentándola en mi regazo al final.

- ¿Viste que Kiko se ha cortado el pelo?
- ¿Cómo es que el piano de Alejandro suena como unas campanitas?
- ¿Cómo se llaman los de la banda?
Y muchas más preguntas de hondo calado informativo (todos los niños tienen dentro un periodista de investigación en potencia).

Al final, se ha reiterado en lo que le gusta Miguel, ha puesto Mundo alborotado, y antes de marcharse a dibujar un poco, se ha dado la vuelta y me ha dicho:
- Kika, Miguel siempre va a ser mi favorito, pero también me gusta el que iba de verde y con rayitas... Paco Fizuentes.

No he podido corregirle el apellido...


Uma dica... Mañana empieza el festival Al caer les nits, aquí os dejo el cartel...

3 comentarios:

vega dijo...

bien, bien, me alegra q lady k se haya unido al club de las que bailan hasta la música del telediario!!!
ay madre tu sobrina: deberías contarselo a "Fizuentes", (voy a ver si aprendo a decirlo, que me cuesta un montón...)
y a Tato que le pareció?? me encanta como mira Tato... "¿quieres darle un beso a la gente?" preguntó alguien a Tato. Y Tato abrió los ojos muy grande, miró al nutrido grupo con el cuello doblado y dijo sonriente "No". Y a mi me dió la risa, que niño tan lógico y tan reflexivo... y que ojos tan enormes!!

Kika... dijo...

Pobre Tato, ayer estaba malito, tenía fiebre (siempre me acuerdo de lo de febril como la carta de amor de un preso)."Dame la mano, Kika, que me encuentro muy mal", decía el pobre. Así que allí estuvimos: me hermana le hizo un zumo de naranja concentrado, yo le di la mano, le conté mis chorradas, lo llevé a la camita como si fuera un bebé... y le puse el termómetro. Al final, se puso mejor (la señal inequívoca fue que le pidió a mi hermana que le encendiera la Play)... pero no fue por nuestro amor y cuidados, sino por una medicina que le había dado su madre antes de irse... Qué le vamos a hacer...
Y luego otra cosa que tiene gracia es que Tato es casi el único hombre de la familia: todas las primas somos chicas, su hermana es una chica... cuando dijo que no quería besar al nutrido grupo de mujeres se fue corriendo a decirle a su padre "Menos mal que has venido, porque todas son chicas..."

Kika... dijo...

Y al apellido de "Fizuentes" yo le veo su aquel...