28 diciembre, 2006

Políticamente incorrecta

Llevo dos días de lo más políticamente incorrecta. Mi empatía y asertividad se han ido al carajo.

Debí sospechar cuando el martes me apetecía ir al concierto de Rash en lugar de quedarme en casa viendo el clásico episodio de House. Rash no es el tipo de cantautor que le gustaría a mi madre... pero a la Dra. Marta le encanta (sólo hay que verla contando la historia de la actuación en la que Rash se presentó con un perro), así como a las chicas. Las chicas son un grupo concierteril con el que casi nunca coincido, ellas tienen sus artistas y el Circo Ambulante Musical (entidad a la que pertenezco) tenemos los nuestros. Pero la cosa prometía porque era el cumpleaños del artista. Sorpresas, sí que hubo... como las contribuciones estelares de Tiza, Marwan y Miki Ramírez de Mr. Kilombo, entre otros.

Rash es políticamente incorrecto. No hay más que ver su gran éxito, Ni tu mierda ni tus besos, que fue coreado por un Búho Real lleno hasta los topes.

Pudimos escuchar también algo de su nuevo disco, que promete bastante. Aunque tengo que reconocer que quizá sea demasiado para mí, si bien hay canciones que me hacen mucha gracia y creo que la voz de Rash es más que notable. Un poco de gamberreo tampoco viene mal.

Y un poco de incorrección, tampoco. Yo que estaba tan contenta porque iba a entrar en la nueva era del ADSL wirolés (así lo llamo yo) pero los de Telefónica se han equivocado con el kit. Después de cuatro llamadas al presunto número de atención al cliente (en el que lo que menos te prestan es atención), he perdido toda mi corrección y (después de ir a una tienda) he pedido la hoja de reclamaciones. Y me han dicho que el martes tengo aquí las tarjetas...

Así que hasta la semana que viene no tengo wirolés, pero ya tengo ADSL, aunque es en el ordenador de mi hermana, que está todo despanzurrado en la mesa del salón (donde tenemos la toma de teléfono).

Y eso que lamento profundamente haber tenido que "montar el pollo" (odio esta expresión, algún día contaré el motivo) para que me hicieran caso...


Y ya... tenemos la programación de enero en el Café Barbieri... y una sorpresa para febrero...

4 comentarios:

Reyes dijo...

Rash como terapia de choque, comprobado “ no científicamente”.

Creo q todos necesitamos de vez en cuando sacar ese lado gamberro que tenemos y cantar a voz en grito “ te voy a llamar de todo… menos al contestador” o “Sí!Es que hoy no pienso en tí, no, Porque pensando en mí, pienso mejor”.

Kika... dijo...

Uyuyuyuy! Me apunto a la segunda!

Anónimo dijo...

¡Ay Kika! ¿Tú también montando el pollo? Bueno, me alegro de que este simpático animalillo haya hecho su función y tengas tu wifi pronto.

Antonio

Kika... dijo...

Ay, rey moro, soltero de oro... tú sí que sabes cuánto odio esa expresión... y los motivos que tengo...
Besos