20 diciembre, 2006

Kikeliana cuenta atrás

En la película Erin Brockovich hay una escena que me encanta. En ella, la protagonista enumera sus problemas utilizando una especie de cuenta atrás desordenada de hechos cotidianos. Erin termina diciendo algo así...

Yeah. Yeah, sexy, huh? How 'bout this for a number? Six. That's how old my other daughter is, eight is the age of my son, two is how many times I've been married - and divorced; sixteen is the number of dollars I have in my bank account. 850-3943. That's my phone number, and with all the numbers I gave you, I'm guessing zero is the number of times you're gonna call it.

Mi cuenta atrás es cotidiana, kikeliana, incluso intrascendente. No sé si es lo suficientemente deprimente como para poner en fuga a cualquiera que tratara de ligar conmigo…

Me faltan diez minutos para salir de casa.

Tengo nueve euros en la cuenta del banco.

El ocho es mi número favorito (y casi el de la perfección según los chinos).

No creo en el poder cabalístico del siete.

Seis sonrisas forzadas mientras alguien me cuenta su vida.

Mi madre me ha encargado cinco pulseras para mañana.

Compré cuatro piedras blancas para el collar de Reyes.

Ya he escuchado tres veces Anfibiótico, de Joaquín Calderón.

Le dije dos veces que no y ahora sé que debí decir que sí.

Un cambio para que todo siga igual.

6 comentarios:

hidden_angel dijo...

Erin Brokovich siempre ocupará un lugar muy especial dentro de mi lista cinematográfica. Como bien te dirá el arquero, fue la película que nos animó a seguir en Humanidades. La vimos en primero y se nos cayeron muchas vendas de prejuicios.
Las cuenta atrás no son buenas, aunque teniendo en cuenta que se está acabando el año, supongo que toca hacer balance. Piensa que se te ha olvidado contar los amigos que tienes, las veces que has hablado con ellos en los últimos días, los comentarios que te ha dejado la gente y los buenos deseos y propósitos para el año nuevo. Puestos a hablar de cifras, mejor quedarnos con las positivas ;)
Besinos

Reyes dijo...

Un café,
Dos amigas,
Tres, Cuatro y Cinco más
Seis sonrisas
mejor Siete, Ocho y Nueve.
Tu nota final Diez o mejor Once.

Esta puede ser tu cuenta hacia adelante.

Besos

Te quiero

Lara dijo...

¡Cero! Que empiece la fiesta.

vega dijo...

mi madre siempre dice que no hay dos sin tres. así que sugiero que las preguntas se repitan al menos 3 veces!!
(me preocupa lo de las sonrisas forzadas...)

Kika... dijo...

Vega, que no te preocupen las sonrisas forzadas... están destinadas a una persona en concreto, en una de mis realidades paralelas en concreto... no lo conoces (Lady K, te dice algo el nombre de Cotorroa?)... pero seguro que si te contara su vida a ti también forzarías la sonrisa. Y más de una vez. Besos.

Lady K dijo...

Claro que me dice. Me sabe a champagne y boas de plumas...

Contar me gusta, será deformación profesional. Pero hay cosas incontables, como las arenas de tu playa. Después de la cuenta atrás, ya estás en la casilla de salida...