08 noviembre, 2006

Todo por un naipe...

Cuando escribí el post sobre el Dos de corazones me preocupaban unas cosas que ahora, vista la reacción que ha provocado, no debían haberme preocupado. Y sí que debería haber pensado en otras en las que no pensé en ningún momento.

Creía que sería un texto que pasaría por el blog sin pena ni gloria, que sólo le tocaría la fibrilla a la persona para la que lo escribí. Me preocupaba que la gente pensara que la anónima persona no existía, dado que soy depositaria de sus sentimientos pero no puedo dar a conocer su identidad. Así que gracias por aparecer por el blog para que los lectores no me creyeran víctimas de mis propias ensoñaciones.

No me preocupaba cuánta gente pudiera leerlo, ni tampoco esperaba reacciones.

Y ha ocurrido todo lo contrario.

Nunca pensé que el Dos de corazones podría causar tal cantidad de realidades paralelas. Una realidad de este tipo se crea cuando los diversos ángulos y puntos de vista se bifurcan para ocasionar tantas visiones de la realidad, todas distintas, unas verdaderas y otras falsas (ver post Realidad y verdad)…

Así que, como las alumnas aplicadas, he hecho una lista de las realidades paralelas del Dos de corazones:
- Ver a Vega aconsejar a la anónima persona… porque creo que somos de la misma tribu, de esas que aún creen en el amor…
- Y la contestación de la persona (mi lírica y mi kikamagia son un poco tuyas desde ahora, o ya lo eran)…
- Los emails que he recibido (más de uno) preguntándome si la enamorada era yo, a los que he contestado diciendo que no soy ni la persona anónima ni la contraparte del Dos de corazones… Eso de escribirle “te quiero” a alguien causa un poco de revuelo… pero es que yo quiero a mucha gente (y además se lo digo o se lo grito si hace falta)…
- Tener un primer comentario de Patry, que creo que opina que hay que hacer más caso a los sentimientos y dejar de hacer que la realidad parezca una de esas obras de “arte fractal”…
- Constatar que hay muchas personas que se sienten igual… aunque sus vidas parezcan distintas y cada uno viva en su realidad paralela…
- Y, finalmente, saber que el dos de corazones sigue siendo mi carta favorita de la baraja, con la que siempre pido que me hagan trucos de magia…

Muchos paralelismos y perpendicularidades. Muy curiosos. Kikelianos. Kikamágicos en extremo. Así que me reafirmo en algo que tenía muy claro en mi antiguo blog. El amor es el sentimiento que más realidades paralelas genera. Pues que haya mucho amor, muchos paralelismos… y aquí estaré para comentarlos.

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Supongo que el amor es el único fenómeno de este Universo que no puede ser explicado matemáticamente sin caer en la incongruencia 1+1= 1, aunque lo niegue a veces en ella creo...

isabel dijo...

Bueno, yo no creo mucho en el amor pero me gustó mucho tu texto, aunque llegue un poco tarde...Besitos