05 noviembre, 2006

Seré electricista por ti

Cuando se me abren los ojos por la mañana
Llevo ya cerca de medio día en el taller
He tenido que llenarme las manos de grasa
Será toda una obligación estar limpio a las seis
Estoy cansado de sólo ponerte tornillos
Quiero llegar algo más dentro de ti
Conozco ya la rutina que llevan las máquinas
Tienes que ver que soy algo más que un aprendiz

¿Sabes, mi vida? Seré mecánico por ti
Mira, mi vida, tienes la rosca sin fin…

Por fin ha llegado del día la hora más linda
Me quito el mono, me aseo y me pongo vacilón
Cojo mi moto luciente, adelanto a la vida
Y en un momento te beso los dientes mi amor
Agárrate fuerte mi vida, bésame la espalda
Vuela conmigo por entre la circulación
Sabes que voy a desmontarte la caja de marchas
Voy a llegarte al corazón del motor.
Seré mecánico por ti
, Kiko Veneno

Ir el domingo a Ikea es una de las experiencias de la vida que no recomiendo. Hemos llegado muy prontito, para desayunar en la cafetería por un euro. Eso está bien, pero he comprobado que ir a esa tienda cuando está muy llena puede ser estupendo para decoración de casa, porque siempre se pica y se compran cosas, pero se corre el riesgo de quedarse sin familia… Hay una parte de las parejas que se exaspera, como norma general suele ser el menos avezado en materias decorativas, y se puede llegar a escuchar un millón de veces frases como “te está llevando mucho rato mirar eso ¿no?”. Qué peligro. Me imagino la típica situación de una pareja estable, a punto de poner la casa… y que rompen por una pelea en Ikea. Esa tienda tiene cosas baratas, pero no fomenta la convivencia. En serio. Se compran muchas chorradas. Y encima cobran las bolsas. Menudo robo.

Pero no iba a eso. Mi madre y yo íbamos a comprar dos cosas. Al final terminas llevándote muchas más (esto suecos dominarán el mundo… y si no, al tiempo) pero el objetivo prioritario era una pantalla para la lámpara de mi cuarto y una cama nueva para mi habitación. La cama es muy chula… pero no la tenían. Nos han dicho que en tres semanas les llegará… se me rizan hasta las uñas de los pies sólo de pensar que tenemos que volver. Estoy valorando quedarme con mi cama vieja aunque creo que todo mi bloque es testigo de que chirría…

Y luego, sección de lámparas. Menudo lío. Primero, que si tienen una que te gusta. Luego esa no les queda en el color que buscabas. Después, que tengas cuidado porque puede quemarse con la bombilla esa tan potente… Una vez que localizas algo que te sirve medianamente, tienes que buscar dónde cuernos la tienen, y usar el carrito como ariete. Porque la gente en Ikea no compra. Más bien… pilla. Finalmente he escogido una lámpara china de papel enorme, pero con una forma de lo más rara que me gustaba mucho.

Una vez en casa… a instalarla. Siempre decimos que parece que mi madre ha hacho todos los módulos de FP de las labores domésticas y el bricolaje. Igual cambia un enchufe, que barniza un mueble, o cambia un grifo. O limpia los calamares. Es la leche.

Así que se ha subido en la escalera a quitar la lámpara que tenía y poner un cable nuevo, con la clema para arriba y el destornillador para abajo. De pronto, ha flaqueado, y me ha dicho que no veía bien el cable y que me subiera yo. ¿Yo? Pero si me hago un lío…si la única habilidad que tengo en las manos es para hacer piezas de joyería… y eso no me da calambre… Una vez convencida de que no me podía dar un electroshock porque yo misma había desconectado el fusible, he cogido el destornillador, he metido cada uno de los cables por su sitio, lo he apretado (es horroroso lo de estar subida en la escalera, da como mareo) y ya estaba. Me sudaban las manos, y nunca me sudan.

Y cuando he terminado, me dice mi madre: “¿has pasado el cable por la argolla del techo?”. Pues no. Así que lo he desmontado, y vuelta a empezar. Una vez que la maestra ha comprobado el trabajito de la aprendiza, ha dado el visto bueno y hemos conectado la corriente.

Mi madre ya me ha dado el “título” casero de FP. Ya tengo “Electricidad I” (que se añade a “Montaje de muebles de Ikea” y “Cisternas I”). Así que si alguien necesita algún arreglito… que me llame.

3 comentarios:

Antonio dijo...

¡Bonita lámpara! Te felicito, eso de colgar lámparas no es tarea facil, de hecho cada vez que lo intento hacer yo tienen que echarme una mano o no hay bombilla que se encienda.

Kika... dijo...

Pues ya sabes... que yo seré electricista por tí... Jajajaja...
Besos!

Ignacio dijo...

Hola, me llamo Nacho. Buscando informacion sobre bricolaje llegué hasta tu web. Entre un grupo de amigos con las mentes inquietas estamos currandonos una enciclopedia colaborativa "como hacer" a la que llamamos MakerWiki, usando la tecnologia de wikipedia. De este modo, cualquiera puede escribir nuevos proyectos o modificar los existentes. Si te interesa, puedes crear algun proyecto con algo que sepas hacer y firmarlo al final con la direccion de tu blog de modo que hagas crecer el proyecto y al mismo tiempo ganar visitas para tu blog. A la gente de yonkis le gusto el proyecto y nos han publicado en su web. Bueno no me enrollo mas, te esperamos en http://www.makerwiki.com