30 noviembre, 2006

Dimensiones paralelas

Ayer me invitaron (gracias chicas) a la inauguración de la exposición de fotografía de Victoria Ruiz del Olmo en el Café Barbieri. Cuando voy a una exposición no puedo evitar que me salga un poco la venilla estética (o esteta, que sería la palabra más exacta, aunque bastante más fea). Sólo los miembros del Club Humanista Laika (ver El Club Humanista Laika) saben cuánto me gustan la Estética y la Teoría del Arte, aunque creo que nunca podría haber llegado a materializar una carrera en el mundo de la crítica artística. De hecho, muchas veces me asusta lo que leo en las páginas culturales de los periódicos.

La exposición se titula Ni orden ni criterio, pero realmente creo que tiene un poquito de las dos cosas. Lo justo. Sin demasiado orden ni mucho criterio. Nada de encorsetamientos. Retrata los rincones de Lavapiés y podría quedarse en eso. En las dos dimensiones de los pedazos de ciudad que rodean su casa. En el mosaico de colores. Pero no lo hace. De pronto, sus fotografías comienzan a desplegar un millón de dimensiones paralelas. Algunas transmiten calor, otras hacen que los gatos parezcan leones o que las casas del barrio sean como tartas de tres pisos.

Como en todas las exposiciones, me queda una foto favorita: una en la que Henar parece incorpórea delante de la máquina de café del Barbieri. A lo mejor es su espíritu (sería demasiado poder sacar fotos del interior de la gente, creo que por ahí los hay que dicen que pueden sacar fotos del aura). Victoria decía que a Henar es complicado sacarle fotos porque se mueve muchísimo. Yo dije que Henar, más que una mujer fotográfica, es de plano-secuencia. O de vídeo. Pues en la foto parece desmaterializarse por momentos, y es preciosa.


Además, no siempre se tiene la oportunidad de hablar con la artista y que te cuente, con muchísima humildad, algo del proceso creativo de sus fotos. Todo me lo guardo para mis futuros desarrollos en materia de Estética y Teoría del Arte…

La vida se acercaba al arte con las conversaciones que tuvimos Vane, Henar, Victoria, Lady K y yo. Se habló de todo: de la semana infernal de Henar, que estaba estupenda a pesar de haber frito un millón de croquetas, del campeonato mundial de canalillos y escotes que Lady K y Vane piensan ganar… y de la réplica de Humor Amarillo que Henar planea organizar…además de otras cosas…

Así que, desde aquí, uma dica (recomendación en portugués). Echar un vistazo a la exposición en la Tertulia del Café Barbieri (Calle Ave María, 45, Metro Lavapiés). Puedo garantizar que es para todos los públicos. Para los amantes de Lavapiés y para los que no lo conocen.


En este post… he puesto unas pocas imágenes, pero mis fotos no son buenas, por lo tanto… mejor verlo…

No hay comentarios: