27 noviembre, 2006

Corazón de… cantautor

No es normal que vaya a ver dos veces al mismo cantautor en el espacio de tres días. El viernes y el domingo. Por lo que puedo recordar, sólo he hecho doblete una vez en mi vida… y está en este blog, porque fue hace poquito con Kiko Tovar… El caso es que el viernes, Miguel Dantart. Y el domingo, había quedado con mi madre en ir a ver a… Miguel Dantart. Dantartitis aguda. No tiene otra explicación. Es verdad que el concierto del viernes fue atípico, y el del domingo prometía ser un poco más convencional.

¿Convencional? No.

Cuando llegamos al Libertad 8, vi a una persona que también hacía doblete. Carlos Aguado me explicó que no venía como público, sino como guitarrista. Como en la canción de Quique González. De músico de guardia. Que Miguel había tenido un accidente de moto y no podía tocar. Cantar, sí. Pero tocar, no. Una vez hecha la evaluación de daños (era genial ver a mi madre interesándose por la salud de Miguel), empezó el concierto. No sin que antes Carlos, que no da puntadas sin hilo, me preguntara acerca de la noche del viernes.

Nada fuera de lo normal, supongo.




Porque había una sorpresa para la primera fila: la Noche de verano va a ser una canción mutante… ahora es la Noche de noviembre. Esta versión me gusta por varios motivos, especialmente por su letra… y por la sorpresa que me produjo verme, o mejor dicho oírme, dentro de una canción. Espero que Miguel conserve la letra… Con la Noche de noviembre, Miguel explicó que hay personas que lo buscan por este blog (hasta aquí han llegado, por lo menos), con hambre y sed de… cotilleos. En algo más de tres minutos, había suficiente material para la versión paralela del programa de televisión, que se llamaría Corazón de cantautor (esto se le ocurrió a Carlos), presentado por Vega. Me ofrezco a escribir el guión, siempre y cuando me den canciones sobre las que elaborar los cebos, al estilo de Aquí hay tomate

Fue muy emocionante ver a mi madre cantar las canciones, especialmente Tírame un beso, que sé que le gusta mucho. Es muy curioso porque mi madre es una experimentadísima “lectora de acentos”: es capaz de saber dónde ha vivido la gente con sólo escucharla hablar. En el caso de Miguel, con un par de canciones fue suficiente. “Este chico… podría ser del sur… quizá haya nacido allí… pero ha vivido en Extremadura… probablemente Cáceres… lleva mucho en Madrid…” No me digáis que no es increíble…

Fue un concierto corto, con las manos de Carlos Aguado sorprendidas en la guitarra. A ratos dejà vu… y a ratos, totalmente nuevo. Nos gustó muchísimo (a la madre y a la hija) la aportación del Carlos… y proponemos que a partir de ahora toque en todos los conciertos. Divertidísima estuvo Xio “defendiendo” a su chico…

Además, tuvimos artista invitado. Andrés Suárez. Nunca me he explicado demasiado bien por qué no me gustaba mucho. Me encantan los gallegos, todo el mundo lo sabe. Creo que las presentaciones de sus canciones (ahí coincido contigo, Vega) no son del todo afortunadas. Tiene una de esas voces de salitre, toca bien la guitarra… y además viene de ganar algunos certámenes. Ayer, me reconcilié un poco con él. Me gustó la canción dedicada a Ramón Sampedro, y el momento “OT”, micro en mano (la foto la hizo Paloma).


Lo más gracioso fue constatar el efecto del estrés postraumático en el concierto. Mira que olvidársele lo de la moto que pasa el portal de la casa… del moro… Estaba como para acordarse de motos…


De versión… en lugar de la de Fito Páez… habría sido demasiado volver a oír La estatua del jardín botánico… (Isabella, ¿cuál es tu favorita de Radio Futura? Me has dejado intrigada…)

Y las fotos… dice Xio que no vuelva a poner fotos de los demás al lado de las fotos estupendas que le saco a Miguel… Pero si yo pongo el mismo empeño en todas… que lo del color azul fue una equivocación…

Gracias… a Miguel por decir eso de que mi blog es “poesía cotidiana”… Poesía tienes tú… Cuídate…

4 comentarios:

hidden_angel dijo...

Qué faena lo de Miguel. Espero que se recupere pronto. Aunque habría molado verle sin la guitarra. Supongo que para un cantautor, estar en un concierto sin guitarra debe ser como ir medio desnudo ¿no?
Y encima te hace promoción!!!! Qué fuerte. Ahora vas a ser superfamosa y tendrás movimiento de melena para que tus fans se queden abobados.
A ver si te veo pronto, preciosa.
Besinos

Kika... dijo...

Lo del movimiento de melena... no sé yo... ya sabes que el curso de mujer fatal lo tengo suspenso...

Paloma dijo...

Fantástica la crónica. Como una que hizo doblete contigo me encantó la "Noche de Noviembre". A ver si la mantiene algún tiempo y podemos grabarla antes de que la cambie.

Empiezo a declararme Dantartista, aunque aún tengo mis dudas.

A ver si ponemos en marcha lo de "Corazón de Cantautor". Me ofrezco para aportar algunos datos, aunque tendremos que instaurar una especie de filtro... ¡qué no somos el tomate!

Muchos besos y gracias por todo.

Paloma.

Kika... dijo...

Gracias a ti, bella! Es verdad, de ahí lo de las sorpresas para la primera fila!!! Besos y nos vemos!!!!