05 octubre, 2006

Lost in Translation

A veces escribo sobre las personas que conozco. Es porque son especiales. Siempre digo que si en mi oposición se valorase a la gente que conoce cada uno – el “Club de fans” – como dice Reyes cuando está de broma, estoy segura de que sería la primera en aprobar. Y con nota. Porque aprendo un poco de cada uno…

Conocí a la Jefa cuando todavía no era jefa.

Dicen que cuando lloras, metafóricamente o de verdad, en el hombro de alguien, la relación que existe entre esas dos personas cambia para siempre. Y me imagino que eso fue lo que ocurrió cuando conocí a la Jefa.
La Jefa tiene una radio mágica, con un dial en el que están todas las ciudades del mundo: era de su abuelo y es increíble cómo funciona después de que la reparase un señor que tiene una tienda al lado de la Plaza Mayor. Ella cogía a su radio como si fuera un bebé, llevándola con cuidado.

Y es que la Jefa y yo hemos viajado por muchos lugares. Es de esa gente en la que crees en cuanto la ves, de esas personas que te emocionan con lo que hacen. Sinceramente, y así se lo digo a su marido y a todos los que quieren escucharme, va por la vida con tanta honestidad que es muy difícil que se equivoque.

Con su radio hemos viajado por todo el mundo sin movernos de Madrid: la última estación ha sido en Japón. Me ha enseñado muchas cosas: en el trabajo, como persona… y también a comer con palillos, aunque lo hago regular y nunca paso del primer plato. Al final tuve que pedir un tenedor. Era algo así como esa escena de “Lost in Translation”… pero ella no se pierde nada al traducir… porque hasta habla chino…

Entre la cerveza japonesa (Asahi), el teriyaki y el kakiague don, hablamos de todo, nos reímos y viajamos por el dial de su radio. De hecho, casi nos entrevistan para la radio, lo que interpreté como una señal…

Si conocierais a la Jefa, querríais que fuese amiga vuestra. Pero también querríais que fuese vuestra jefa. Y eso sí que tiene mérito.


Una cosa… ya está aquí la nueva temporada de las “Noches en Barbieri”.

No hay comentarios: