22 octubre, 2006

La Doctora LuliJekyll y KikaHyde

Todos tenemos un alter ego. Una especie de segunda personalidad que puede encarnar todo lo malos que podemos ser, o todo lo buenos (en el caso en el que normalmente se sea mala persona, supongo). Ya sé que si las dos personalidades están totalmente disociadas, tienes que hacértelo mirar. Y que lo normal – si es que “lo normal” existe, que yo no lo creo – es que las dos personalidades estén perfectamente fundidas la una con la otra. Pegadas como la mantequilla al pan, que diría Tato.

Pero las cosas no son tan sencillas. Algunos tenemos un alter ego que a veces se manifiesta y a veces no. Mi ahijada pertenece a este tercer tipo. Y su alter ego tiene nombre: un nombre tan perturbador como su presencia. Se llama Lulú Martínez. No es un nombre que le haya puesto nadie. Nos lo ha dicho ella.

Un día con Luli es maravilloso. Increíble.

Un día con Lulú Martínez está muy cerca de lo insoportable.

Y hoy teníamos concierto. Actuaban Miguel Dantart y Kiko Tovar, nada menos. Para hacerse una idea aproximada de la importancia del evento, cuando sale Lulú Martínez a portarse mal, solemos hacer volver a Luli diciéndole que no irá a ver a Miguel. Siempre funciona. Lulú se esfuma y aparece Luli.

Sé que esta mañana Luli estaba contenta. De Lulú Martínez, ni rastro. Me ha llamado al móvil (se sabe las letras de mi nombre) y me ha estado recordando lo que íbamos a hacer, lo que se iba a poner lo que le tenía que llevar y cosas por el estilo. También me ha preguntado quién iba a ir. Y me ha dicho que se iba a poner muy guapa.

Y Lulú tampoco estaba cuando hemos llegado al concierto. Era la Luli de toda la vida. Hasta traía un dibujo para Miguel (no lo ha llegado a ver ni la Dra. Marta). Seguía siendo Luli durante el concierto. En Mundo Alborotado. Hizo el baile del Insecto. Eso jamás lo haría Lulú Martínez. Y salía dispuesta a darle su dibujo a Miguel.

Pero, de repente, todo ha cambiado. Ya no quería estar conmigo. Ni tampoco saludar a “su” Miguel. Ni nada de nada. No sé si ha sido por saturación de la nueva situación (quizá demasiada gente nueva de golpe). Pero he reconocido a Lulú Martínez. Allí estaba. Y mi Luli ya no quería hablar con nadie, ni dar el dibujo, ni que se lo diera Kika, ni nada.

Kiko ha tenido un poco más de suerte: a él le ha dado un beso…

El que sí que estaba contento era Tato: sobre todo cuando le hemos contado a Kiko que había empezado a estudiar saxofón. Tato tiene planeado montar una banda cuando sepa un poco más que el Do jazzero que le sale ahora mismo. Luli a la guitarra (es el instrumento que ella quiere estudiar a partir del año que viene), Kika a la percusión (no puede haber dos guitarras), él al saxo y Miguel, de cantante. A lo mejor incluirá a Kiko a partir de ahora (es que sólo conocía a Miguel en el campo de los cantantes), porque le ha saludado de forma muy graciosa, dándole la mano…

La madre de las criaturas (mi tita) ha suplido la vergüenza-bordez de Luli demostrando lo encantada que ha estado con el concierto. Y la más sorprendente ha sido la tita Mina (tía de los niños por el otro lado), que no paraba de decir “pero es que estos chicos son buenísimos”…

Si ya te lo decía yo, Mina…


Por cierto… yo también tenía mi alter ego. Se llamaba KikaMala, pero el nombre no se lo puse yo, sino que fue mi madre. Digo que lo tenía porque hace mucho que no sale. Lo bueno de saber dónde está tu alter ego es que puedes controlar cuándo se manifiesta y cuándo no. A ver si se va con Lulú Martínez de viaje… y no vuelven.

Y el dibujo… ya lo recuperaremos. Tendremos que ir a todos los conciertos del “Centros Culturales Tour 2006” hasta que Luli haga entrega de este magno regalo…

No es casualidad… que mi madre (y el padre de la Dra. Marta) nacieran en la misma calle que los 5 Tristes Tigres…

Ni tampoco… que haya visto una foto de David Calkins y por fin entienda los mensajes del Ángel Oculto para Miguel…

8 comentarios:

isabel dijo...

Bueno, por fin parece que un lunes a primera hora y con la que está cayendo va a ser posible lo de comentar...
Me encantó conocer a tus sobrinos, un encanto, incluso me sentí identificada con Lulú porque yo era así siempre de pequeña, seguro que la próxima vez se anima a darle el dibujo a Miguel!
Me gustó la experiencia del concierto con un público poco habitual y el post-concierto con los ánimos de la doctora Marta, al final no pudo ser como ya estaba yo previendo (enhorabuena para los merengues).
Nos vemos! Besitos

Kika... dijo...

Me imagino que habrás visto el pequeño homenaje a tu cinta pirata (está en "suena en mi cabeza"). Y muchas gracias por tu comentario...

vega dijo...

jajaja isi! tu de pequeña eras pumuky. ayer ya recordamos el memorable momento: día del padre, 2 años, pelo cortado a tazón, pedrusco agarrado fuertemente en la mano y ceño fruncido!!!

a mi, ya lo has visto me sorprendió Tato... ese niño promete, y no me refiero al saxofón.

buen domingo a pesar del barça!!!

hidden_angel dijo...

Bueno, por lo menos no pude ver a Luli en su día malo y todavía tengo una buena opinión de ella. porque mira que hacerle eso a Miguel...
Al final Ana estaba exhausta después de su encuentro con los belgas y a mí me invadieron el piso para hacer traducciones variadas (alguna vez te has parado a leer el título de licenciada y ver cómo se traduciría eso????)
Total, que un concierto menos al que fuimos. Pero, que conste, que existe ánimo y voluntad de ir algún día.
Besinos

PD: A que ahora está todo más claro?? Pues no veas en persona. Dan miedo!!!!

Kika... dijo...

Tato es una pasada. Tengo un post preparado acerca de él (con foto del saxo incluída), no es creais que sólo le hago caso a Luli... Seguiremos informando...

Kika... dijo...

Ángel Oculto:
Lo de David da miedo. Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte... pero de ahí a encontrarte con él...

dra marta dijo...

muy buena tarde, muy buen concierto y buenísisimo post concierto (jeje :-)) fue 1 placer ver el madrid.barcelona, con 2 hinchas del barcelona (nunca pensé q diria eso!) No os preocupéis q en la vuelta ya nos daréis pa´al pelo..jaja
un besote gordo, y aver si luli vuelve para el proximo concierto centroculturil!

Kika... dijo...

Seguro que vuelve, hablé ayer por la mañana con la tita y la pasión de Luli sigue intacta. Sólo se amontonó un poco...