14 septiembre, 2006

De tigres... y tigresas...

Tengo un amigo - no diré su nombre pero estaba ayer en el concierto - que dice que cuando el 5º Tigre no es un 5º Tigre, sino que es una tigresa, las chicas del público tienen una predisposición negativa contra ella. Menos mal que ayer pudo comprobar que no es así. La generalización que afirma que las mujeres somos unas retorcidas o que no podemos ser amigas entre nosotras o vete a saber qué chorradas más me fastidia. Sobre todo porque he estudiado en dos facultades donde las chicas eran la mayoría, y creo que no somos intrínsecamente malvadas, ni intrínsecamente competitivas ni tenemos un gen que quiere eliminar a todas las personas de nuestro género que tenemos cerca.

Porque en el concierto de ayer había muchas tigresas. Me reí mucho al principio porque desde el escenario miraban mucho a mi zona, y una piensa “debo de estar haciendo el ridículo, pero mucho, para que miren tanto hacia aquí”. Menos mal que con la cuidadosa observación de las personas que tenía al lado me di cuenta: a las que miraban los Tigres era a Alba Molina y Vicky Luna, las primeras tigresas (después han venido Mercedes Ferrer y Merche Corisco)… eso lo explicaba todo (son más guapas y cantan mejor, para qué ocultarlo).

Además, tenía mensajes de las fans tigresas que no iban al concierto. De parte de Isa, (alias el Ángel Oculto), que le diera un saludito a “David Calkins, él sabe quién es”. Estos campuseros hablando siempre en su jerga… De mi ahijada Luli, que Miguel está invitado a jugar a scalextric cuando quiera (ella y su hermano tienen una pista enorme montada en el salón). Y mucha gente (con esto de mi gremio ya conozco gente hasta en los confines del Universo) estaba viendo el concierto desde la web.

De las tigresas del público a las tigresas fans (me temo que yo soy más bien “lincesa”), y de un saltito llegamos al escenario. Cómo canta Lucía Caramés. Qué bonito el dúo “Ciudad”, y la canción parche, “Nada”, además de la ya clásica “Verbo Triste” (esta vez con un trocito de “Antes” de Jorge Drexler). Y se notó que Carlos Aguado, el guitarrista de la banda tigresa, toca también con Lucía. Me impresiona como compositora y me emociona como cantante. Así que se ha terminado esto de que las fans tigresas (o lincesas, en mi caso), somos malvadas y hostiles cuando es una cantautora la que comparte el escenario con los felinos. Creo que con esto queda más que desmentido.

Llevo una temporadita en la que las cosas no terminan de salirme del todo bien. No me preocupa excesivamente, yo siempre sobrevivo, pero sí que me produce algunos cambios en el estado de ánimo. Pero cuando voy a ir a un concierto, y sobre todo si es a los Tigres, lo que me pueda estar pasando, lo dejo en la puerta. Lo olvido voluntariamente durante el tiempo que dura. Es como una especie de sueño (de momento kikamágico, si se quiere), de esos en los que te quedas dormida con una sonrisa en la cara. Por eso… verme dormir es alcanzar la paz mundial… Y todos los días me visto de domingo, aunque sea miércoles, aunque sea sólo por ver a la gente que va y viene por los bulevares. Creer en la magia. O en los poltergueist.

Y es que el concierto de ayer fue uno de los mejores que recuerdo. Lo van a recomendar los médicos. Y esto lo digo de verdad, porque sentadas a mi lado tenía a tres ilustres representantes de la profesión: las doctoras Marta, Piti y Silvana. Sé que ponen el disco de los Tigres en el hospital. Y en lugar de jugar a la Game-Boy o algo así (al más puro estilo Doctor House), ponen Galileo TV en la sala de conferencias (¿era en la sala de conferencias? ¿o la sala de médicos?) y se ven todos los conciertos en diferido. No sé si sus pacientes se curarán más rápido, pero seguro que con unas doctoras tan animadas, al menos estarán más contentos. Yo lo estaría si el médico viniera tarareando “…cuando todo esto era campo, todo era tan aburrido…”.

Finalmente, hubo un momento aún más mágico (si cabe), cuando nos hablaron del Blog de los Tigres (tenemos un nuevo enlace en “otros mundos, otros blogs”). Se llama “El Diario Tigres” y los lunes escribirá Raúl, los martes, Miguel, los miércoles será Paco, los jueves nos deleitará Kiko y los viernes, Alejandro. Por lo visto, los fines de semana admitirán contribuciones, y se comprometen a leerlo todo antes de decidir qué publicar… y de allí la conversación saltó a que Kiko recomendara mi blog, con el consiguiente saludo a la concurrencia (lo mejor fue que ante la sorpresa de Paco, Miguel ponía cara de “sí, hombre, Kikita, de toda la vida”). Ya puestos, Paco preguntó quién era Vega, y le puso cara a una de sus mayores fans (yo diría la mayor), que además es una muy talentosa escritora y una bella persona.

Después supe que a Kiko lo teníamos malito (las doctoras ya le iban a recetar algo), pero que su Congreso había ido muy bien (estuvo genial la nota del finlandés o suomi). Pero no se le notó nada su dolor de cuello, de hecho se le veía crecido, muy divertido, rozando el absoluto de la risa cuando se juntaba con Miguel…Y queda prometido que conocerá a Luli, mi ahijada, que me ha dicho que “me gustan sus canciones… pero al que conozco es a Miguel…”


Y, finalmente, una pequeña conversación sobre experiencias que cambian la vida… Mi ahijada ha quedado marcada por Miguel, por verlo en el primer concierto de su vida. Y decía él que se estaba esforzando por dejarme una marca igual. Pero si no puedo hablar una palabra de portugués sin acordarme de él, sin contar la lagrimilla que me cayó durante “En la palma de tu mano”, y la emoción de “Não sei”… Si en mi casa me llaman “Kikita con flores”, y me han regalado un kimono… Creo que, más que marcada, tengo un tatuaje de por vida…


Una petición: Yo nunca pido nada… pero ¿Leo Minax de 5º Tigre?


8 comentarios:

hidden_angel dijo...

bueno, parece que me perdí un buen concierto pero habrá otras ocasiones. Es lo que tiene no estar acostumbrada a trabajar durante tantas horas, que luego una termina muerta.
Además, resulta divertido ver el concierto a través de tus ojos.
Al próximo seguro que vamos tu sobrina y yo.
Besinos

isabel dijo...

Muy buena tu crónica, has conseguido no defraudarnos,me aventuro a dejar un comentario...después de lo de ayer tendrás más lectores aún y esto ya empieza a ser cosa de profesionales.
Muy bueno el concierto, sin malas noticias, con buenas y nuevas canciones y con sorpresas, lo pasé muy bien y me dejó muy buen sabor de boca, esperando al siguiente...
Me uno a tu sugerencia de Leo Minax, dando por hecho que lo de Iván Ferreiro es imposible.
Sigue disfrutando. Un besito.
p.d: te seguiré leyendo y espero tu crónica del 22, qué pena perdérmelo

vega dijo...

yo también voto por leo minax y por ivan ferreiro, no perdamos la esperanza... mirad lo d quique. es verdad q el concierto fue muy bueno. Me voy a la pelu q viendo las fotos d ayer yo ni tigresa, ni lincesa ni nada: león (en macho, q son los d la melena...)
gracias por los elogios. sobre todo por el d bella persona, q ayer kiko me llamó mala y me quedé con la duda :P
besos

Anónimo dijo...

Hola guapa,

Espero que para la proxima pueda apuntarme y no me lo estropeen los turnos como siempre, que ya tengo ganas.

Besos

Reyes

Dra marta dijo...

En dos palabras: IM-PREZIONANTE:
A) el concierto
B)la 5ª tigresa: lucia, sus letras y su voz
c)el dia de hoy, post-concierto resacoso sin alcohol con falta de muxo sueñooo y el ojo todo el dia pegao... No se debe al concierto en sí , sino a todo lo q rodea al concierto.. al final la juerga se alarga mas de lo qse pensaba..y se llega tarde al dia siguiente al lugar q te reclama tuss obligaciones...y eso es genial!
d) Los/las tigre-adit@s q van saliendo debajo de las setas..
e) y como no.. tu crónica, única e inigualable, real y fantástica a la vez..

un besote primi! ya tengo ganas del proximo.. ;-)
POr cierto, el próximo scalextrix (nao sei si se escribe así..) me avisáis)jaja..

Kika... dijo...

Isabel
¿No vas a Leo Minax porque no puedes o por otros motivos? Vamos, que si quieres venir, hablamos...

isabel dijo...

No, no, no puedo, gracias de todas formas.

tovar dijo...

HOla Kaki, soy koki... lo de ole naxmi me parece brutal...estoy un poco disléxico con eso de los nombre...pero me entiendes, dadver???? muakas miles y no cambies NEVER, JAMAIS, MAI!!!